Exponen en Minsk y Beijing situación del bloqueo a Cuba

Exponen en Minsk y Beijing situación del bloqueo a CubaLa Habana, 19 oct. – Ante el inminente debate, el próximo día 25, en la Asamblea General de la ONU, de la resolución presentada por Cuba sobre el bloqueo de EEUU., embajadores del país antillano en Belarús y China ofrecieron sendas conferencias para denunciar la criminal política.

Alfredo Nieves Portuondo, representante diplomático de la Isla en Minsk, denunció ante la prensa que el gobierno estadounidense no solo mantiene intacto el bloqueo económico, comercial y financiero contra el pueblo cubano, sino que lo ha recrudecido.
   
En ese sentido puso como ejemplo la persecución a las transacciones financieras internacionales de La Habana y las multas aplicadas a empresas extranjeras por la actual Administración del presidente Barack Obama, por negociar con la Isla violando las leyes extraterritoriales del bloqueo.
 
Indica un despacho de PL, que el jefe de la Legación subrayó que esa política genocida es el principal obstáculo para el desarrollo de Cuba.
   
En Beijing, el embajador de la nación antillana, Alberto Blanco, significó que el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo un pueblo y el principal obstáculo para su desarrollo socio-económico.
   
Al ampliar sobre su vigencia, aseguró que no se aprecia por Estados Unidos la menor voluntad de rectificar una política fracasada y errónea.
   
Blanco precisó que los daños económicos ocasionados por la persistencia de esa acción, son superiores a los 975 mil millones de dólares.
 
Enumeró ese sentido las leyes de Comercio con el Enemigo de 1917, cuya extensión Obama anunció en septiembre del año pasado, la Torricelli (1992), denunciada por su extraterritorialidad, y la Helms-Burton (1996), dirigida a obstaculizar la inversión extranjera en Cuba.
    
Citó los casos de multas a instituciones como los bancos ABN Amor, de Holanda, y el JP Morgan Chase, por violar las leyes del bloqueo, el cual, recordó, es una política unilateral e inmoral, que espera sea rechazada una vez más por la Amblea General de la ONU.(AIN)