Palestina también tiene derecho

Palestina también tiene derechoAcrecentadas las contradicciones con su enemigo ancestral –Israel-, y defendiendo su derecho legítimo ante la Organización de Naciones Unidas, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) aboga por su legítimo reconocimiento como Estado en el 66 período de sesiones del organismo mundial, con sede en Nueva York.

Las negociaciones en torno a este asunto muestran un arbitrario estancamiento donde solo progresan acciones violentas y constantes agresiones provocadas por el bloqueo de Israel impuesto a la Franja de Gaza.

En los territorios autónomos y ocupados son habituales los insolentes robos de tierras y la construcción ilegal de asentamientos en torno a un muro que separa la cultura de israelíes y palestinos, en clara demostración de la política de Tel Aviv para con sus vecinos más cercanos.

Diversos acuerdos sobre la autonomía limitada en la Franja de Gaza y Cisjordania han quedado en el vacío, pero aún así la ANP insiste en la búsqueda de soluciones justas y duraderas para los innumerables problemas que continúan vigentes. Por ello, en una pujante tendencia libertaria se estructuró el Movimiento de Liberación Nacional.

Con enfrentamientos intermitentes se mantiene, desde hace varias décadas, un clima de beligerancia entre árabes y judíos, con una relación de 5 guerras de gran envergadura, cuya violencia se extiende hasta la actualidad.

El presidente palestino Mahmud Abbas defiende el derecho que su país tiene de convertirse en el miembro 149 de Naciones Unidas, en tanto representantes diplomáticos de países contrarios a la democracia estimulan la repulsa a dicha petición.

Muchos de los países miembros del Movimiento de los No Alineados (MNOAL) apuestan porque la posición de observador que posee Palestina desde 1974, se revierta en la de miembro oficial favorecido con el voto legítimo ante la ONU.

En tanto, a los reclamos de diversas naciones del orbe se suman los emigrados y desplazados por el conflicto israelí-palestino en otros puntos de la convulsa región del Medio Oriente, situación que hábilmente aprovechan potencias poderosas como Estados Unidos y Francia.

Distantes pero firmes se expresan además numerosos jóvenes palestinos quienes, desde latitudes lejanas como Cuba, añoran una patria libre en tanto se forman en la Isla como futuros profesionales.

Por Daymaris Taboada Moreno/ Radio Cadena Agramonte.