Camagüey emprende cosecha de arroz

Camagüey emprende cosecha de arrozCamagüey, 6 may. – Los arroceros de la provincia de Camagüey emprendieron la cosecha, en la cual esperan lograr unas 40 mil toneladas del cereal molinado, suficiente para cubrir en un año el consumo social y de la población del territorio.
  
Idelino Alvarez, director del complejo agroindustrial (CAI) Ruta Invasora, dijo a la AIN que el fuerte de la recolección será desde mediados de mes.
  
En esa ocasión se sumarán los campos de las cooperativas afiliados a la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, quienes aportan el 65 por ciento de la producción de la región.
  
Agregó el funcionario que las áreas en cosecha ahora fueron sembradas en la llamada campaña de frío, de noviembre del pasado año a febrero del actual, las cuales reportan favorables rendimientos agrícolas superiores a las cuatro toneladas por hectárea.
  
En esa tarea intervienen 11 máquina, algunas de ellas adquiridas para la entidad por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), al igual que equipos para modernizar o invertir en molinos, secaderos, atenciones culturales a las plantaciones, y mantenimiento de viales y canales de irrigación.
  
De los tres molinos existentes en la provincia, uno no intervendrá en la campaña por ejecutar un amplio programa de reparación capital, mientras en los próximos días entrará en funcionamiento uno nuevo en Esmeralda para satisfacer el fomento arrocero en la parte norte del territorio.
  
Entre las unidades agrícolas más sobresalientes está la Cooperativa de Créditos y Servicios Manuel Ascunce, la primera de su tipo en Cuba que el pasado año comercializó con el CAI cerca de nueve mil 770 toneladas de arroz húmedo con cáscara.
  
Miguel Arturo Durán, presidente de la entidad ubicada al sur de la localidad de Vertientes, espera que la recolección brinde unas 13 mil 800 toneladas, gran parte de ellas recogidas en campos de agrarios que explotan en usufructo superficies estatales.
  
Camagüey prevé recoger en grano  durante 2010 en más de 25 mil 300 hectáreas, sumadas las campañas de siembra de frío (noviembre-febrero) y de primavera (marzo-agosto).
  
En los últimos cinco años la provincia reporta un sostenido incremento en las plantaciones, a fin de contribuir a reducir las importaciones del alimento.
  
Cuba consume anualmente alrededor de 600 mil toneladas del cereal y en 2010 se acercará a la mitad de esta cantidad con su producción nacional.
  
A principios de mayo, adquirir el grano molinado en el mercado internacional le costaba al país casi 500 dólares la tonelada.(AIN)