Casi medio millón de personas inmunizadas contra el virus A H1N1

Casi medio millón de personas inmunizadas contra el virus A H1N1Datos ofrecidos por la Dirección Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública elevaban a 486 825 la cifra de personas inmunizadas contra el virus pandémico A H1N1, para un 43,4% del universo a vacunar: 1 124 000 personas.

De ese total, 70 498 son gestantes y puérperas (un 90,3%), consideradas entre los grupos con mayor vulnerabilidad y riesgo de complicación de esta influenza.

El doctor Antonio Marrero Figueroa, integrante del Grupo Nacional de Enfermedades Respiratorias del Ministerio de Salud Pública, consideró que la campaña nacional de vacunación continúa su marcha "según lo previsto", recordó la necesidad de acudir en tiempo a los vacunatorios en la fecha establecida, y sostuvo que las reacciones adversas originadas por la vacuna son leves, caracterizadas fundamentalmente por dolor de cabeza, fiebre y decaimiento.

Puso énfasis en afirmar que la población debe mantenerse alerta, como se encuentra nuestro sistema de salud, ante cualquier manifestación de signos de gripe, porque en las últimas cuatro semanas (incluida la que transitamos en la cual se han confirmado 83 casos) se ha originado un alza en el número de personas con influenza A H1N1, de acuerdo con informes del Laboratorio de Virología del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

La Oficina Panamericana de la Salud, en su último boletín, consigna que en Canadá, Cuba y Estados Unidos prácticamente el ciento por ciento de los virus de influenza en circulación corresponden al pandémico A H1N1. También se reporta actividad de influenza en otros países del Caribe, como Jamaica y Barbados, y asimismo en América Central.

La experiencia mundial confirma que, al contrario de otras cepas de virus estacionales que afectan esencialmente a los ancianos, el A H1N1 viene mostrando una particular "agresividad" con las embarazadas y puérperas y con personas de cualquier edad que presenten inmunodepresión, obesidad, o enfermedades crónicas del corazón, asma, diabetes mellitus, y en niños y jóvenes con alguna discapacidad.

El doctor Marrero recabó la máxima responsabilidad individual y colectiva en la decisión de acudir al médico más cercano para recibir una pronta atención ante las primeras manifestaciones de un signo de agravamiento (falta de aire, taquicardia) para evitar que la enfermedad progrese, puedan aparecer complicaciones e incluso producirse un desenlace fatal.

Es asimismo esencial no descuidar las medidas de higiene personal y colectiva orientadas por las autoridades sanitarias, con énfasis en el lavado frecuente de las manos con agua y jabón.

La primera etapa de esta campaña nacional de vacunación, que se inició el pasado día primero, concluirá el próximo día 20.

(Tomado de Granma)