Taichí: el rey de las mañanas en Cuba

Mayra Pérez Caraballo es la maestra de Chi Kung en el área 14 Celia Sánchez Manduley, de la localidad de Alamar, La Habana del Este; tres veces a la semana durante una hora se reúnen desde hace siete años unas 100 personas de diferentes edades y sexos, con el objetivo de mantener una buena salud o recuperarla después de padecer diversas dolencias.

El Chi Kung es una terapia medicinal de origen chino que pertenece al mismo grupo que otras como el taichi o el reiki.

El interés por el mencionado ejercicio le surgió en Pinar del Río, provincia donde residía en el año 1994; fue su profesora Maité quien la inspiró a practicarlo para mejorar su salud; de forma categórica señala: “Lo logré; fui paciente del hospital oncológico y desde hace siete años me dieron el alta”.

Las palabras alcanzan la plenitud de sus sentimientos cuando dice; “desde el punto de vista espiritual, nos ayuda a enfrentar problemas de diversa índole que se presentan en la vida cotidiana; nos sentimos más preparados, además, se tiene en cuenta la respiración y el equilibrio emocional”.

Taichí: rey de las mañanas en Cuba
Foto de la autora

“También evitamos enfermedades porque a la vez que el cuerpo se mueve adquiere más habilidades y las capacidades se mantienen o mejoran”, dice la también graduada de la carrera español-literatura.

Recuerda la mejoría de una joven afectada de lupus que gracias a esa práctica la enfermedad no avanzó; actualmente está estable y desarrolla su vida de forma normal.

Mencionó como logros que el 80 por ciento de sus alumnos diabéticos se mejoraron, y todos elevaron la calidad de sus vidas, porque no es sólo hacer ejercicios, sino que, además, participan en un grupo de actividades recreativas y culturales donde socializan y elevan su autoestima.

Escuela Cubana de Wushu

La Escuela Cubana de Wushu fue creada en 1995 por el maestro Roberto Vargas Lee para el bienestar de los habitantes de las diferentes localidades del país. La institución difunde el taichí de la escuela Yang, es decir, la forma de 88 movimientos que es la más promocionada en el mundo.

La Instructora, formada en esa escuela señala que la terapia que enseña, así como otras de origen chino, sustentan sus principios en la importancia de canalizar de forma adecuada la energía vital (Qi) a través de los diferentes meridianos que recorren el cuerpo humano.

La influencia terapéutica se realiza sobre los órganos internos, presión arterial, afecciones cardiovasculares, funciones digestivas, respiratorias, sistema osteomioarticular, entre otros.

El wushu es un deporte reconocido oficialmente por el INDER (Instituto de Deportes, Educación Física y Recreación). La escuela pertenece a la Federación Cubana de Artes Marciales; desde el 2001 a la Federación Internacional de Wushu, en China.

Otros datos de interés sobre el Chi Kung

Taichí: rey de las mañanas en Cuba
Foto: Mariela Smith

También conocido como “fuente de la juventud”, quienes lo practican aseguran que les ayuda a eliminar las tensiones y el estrés del día a día, y que es un auténtico caudal de paz que les aporta salud y vitalidad.

El buen estado de la salud de cada uno dependerá de la capacidad para conseguir el correcto equilibrio entre la mente y el cuerpo; y el bienestar se logra, principalmente, a través de la meditación y del control de la respiración.

Taichí: rey de las mañanas en Cuba

La esencia del Chi Kung es la sincronización armónica de los tres procesos vitales, esto es, cuerpo, mente (corazón) y respiración. La tradición oriental se refiere a estos tres procesos como los “tres tesoros”.

Entre los logros más importantes de la escuela están los beneficios en la salud que experimentan sus practicantes, así como las medallas ganadas por sus atletas en eventos internacionales.

Documentos consultados señalan que la práctica de esta terapia requiere, a su vez, de tres pasos: el primero es el control del cuerpo, esto es, la relajación; en este orden, la mente, la respiración y, por último, el cuerpo. La finalidad de esto es que, al hacerlo, se abren los canales o meridianos por los que circula la energía vital permitiendo que fluya de forma correcta.

De hecho, la traducción literal de Chi Kung vendría a ser “el trabajo de la respiración”, ya que este método terapéutico incide especialmente en la importancia de que nuestra respiración sea consciente y acompañe a cada uno de nuestros movimientos y pensamientos.

Taichí: rey de las mañanas en Cuba

El siguiente paso es regular la respiración hasta que consigamos que se realice de forma constante y tranquila. A la hora de practicar este proceso, el Chi Kung recomienda la utilización de ocho palabras clave (o formas de respirar) que nos ayudarán a modo de guía a lograrlo de forma satisfactoria: sosegada, suave, profunda, larga, continua, uniforme, lenta, y delicada

El Tai Chi Chuan, más que un deporte, deviene una filosofía de vida, aspira al mejoramiento del ser humano. La vertiente terapéutica como toda la medicina oriental, hace mucho énfasis en la prevención de enfermedades: “simplemente con el control de la respiración, que es uno de los aspectos de los ejercicios, se alcanzan grandes resultados.