Suma Villa Clara producción independiente a la cosecha de papa

Santa Clara, 22 nov.- Por segunda ocasión consecutiva, la Delegación Provincial de la Agricultura en Villa Clara (DPA-VC) prevé la incorporación de fuerza campesina independiente al plan de siembra y cosecha de la papa en el territorio, con al menos tres hectáreas (ha) del cultivo por autogestión exclusiva.

Geordany Díaz García ‒novel emprendedor del tubérculo en la finca El Níspero, ubicada en el municipio villaclareño de Placetas‒ declaró a la ACN que, para la recogida del ciclo 2022-2023, el acopio de sus plantaciones será destinado al banco comercial de semillas, por la calidad demostrada en la etapa anterior; lo que implica un reconocimiento a sus resultados y, por su puesto, mayor remuneración.

Aunque en esta ocasión asumió un perímetro de labranza de la tierra ligeramente inferior al pasado, debido principalmente al déficit de insumos y combustible para la mecanización del trabajo, calcula un pronóstico promedio similar al del período anterior, fijado en 22,5 toneladas (t) de la precisada vianda por ha, aseguró.

Según Alfonso Gil Padrón, especialista de la DPA-VC, este año la siembra de patata en el territorio proyecta cubrir unas 370 ha, con al menos 60 de ellas a partir de simiente exclusivamente concebida en Cuba; lo que demuestra un claro avance no solo en la consecución de la tan anhela soberanía alimentaria, sino también en la autonomía biotecnológica agraria.

Comentó, además, que el polo productivo de Remedios, ubicado en el norte de la provincia, resultó el primero en comenzar esta semana la plantación del tubérculo, luego de que en la Empresa Agropecuaria de Santo Domingo debieron retrasarse las maniobras, por el exceso de humedad del suelo, como consecuencia del temporal lluvioso de los últimos días.

Ante posibles contingencias a mediano y largo plazo, se planea reforzar la implementación del paquete tecnológico que incluye medios biológicos para la protección fitosanitaria, así como ampliar las áreas de cultivos, con el objetivo de garantizar mayores rendimientos respecto al año anterior y así completar la cosecha a finales del primer trimestre de 2023, explicó.

Aun cuando la demanda social no logra satisfacerse, como bien apunta Yoannia León Rodríguez, vecina del reparto Bengochea de Santa Clara y beneficiada solo con 12 libras de papas en lo que va de año por el sistema de la canasta familiar normada, la provincia proyecta una mayor y más equitativa distribución en el futuro próximo.

Con una contribución insuficiente al plan nacional (cumplido en 2022 al 77 por ciento con poco más de 93 mil 600 t a nivel de país), Villa Clara reportó a principios de año más de seis mil 900 t de papa (unas mil t menos de lo planificado), como resultado de la plantación de 400 ha, de las cuales se perdieron 10 de las destinadas al ensayo con semilla cubana.

Los polos villaclareños de Santa Clara, Quemado de Güines, Santo Domingo y Remedios, con su legendaria tradición en el cultivo del preciado rizoma, proyectan la siembra de variedades ya probadas en la región como Romano, Atlas, Manituo y Ultra.

(Tomado de Agencia Cubana de Noticias)