Solicitan en Italia regreso de los médicos cubanos ante rebrote de la Covid-19

La Habana, 4 nov.- La Asociación Nacional de Amistad Italia-Cuba (ANAIC) se pronunció a favor del retorno de médicos y especialistas cubanos para colaborar en el enfrentamiento al rebrote de Covid-19 que vive esa nación europea.

En vistas del empeoramiento de la situación epidemiológica en Italia, se presume un posible retroceso hasta alcanzar indicadores similares a los de marzo y mayo de 2020, meses durante los cuales el país vivió un contexto de verdadera emergencia, señaló la Asociación en un comunicado público.

La ANAIC aboga por tener nuevamente en suelo italiano a los colaboradores cubanos y señala la carencia de personal especializado en las ramas de la medicina y la enfermería, fundamentales para la asistencia a los contagiados del SARS-CoV-2, como uno de los mayores problemas que influyen en la falta de contención del virus.

Por tal motivo, la organización de solidaridad con Cuba pidió considerar las experiencias positivas en las ciudades de Crema y Turín hasta las cuales arribaron miembros del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias Henry Reeve, para trabajar durante los momentos más álgidos de crisis epidemiológica.

El Contingente Henry Reeve quedó constituido el 19 de septiembre de 2005 por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, para brindar ayuda solidaria al pueblo de Estados Unidos tras el paso del huracán Katrina por Nueva Orleans.

Debe su nombre al combatiente internacionalista norteamericano, originario de la ciudad de Nueva York, que luchó junto a los patriotas por la independencia de Cuba durante las guerras libertarias del siglo XIX.

Como parte de su colaboración al enfrentamiento del SARS-CoV-2, más de tres mil 800 profesionales han llegado a 39 estados para atender a más de 550 mil 900 personas y han salvado 12 mil 488 vidas.

Los miembros del contingente, organizados en brigadas, se movilizan de forma inmediata entre 24 y 48 horas, según el tipo de evento sanitario y la mayoría tiene experiencia en misiones sanitarias internacionales, en las cuales su participación es totalmente voluntaria.

En octubre de 2005 el contingente asumió su primera emergencia cuando más de 680 profesionales de la salud cubana llegaron a Guatemala para asistir a la población afectada por fuertes inundaciones. (ACN) (Foto: Archivo)