Santacruceños rinden tributo a Maceo y a internacionalistas caídos

Como fieles hijos del sagrado deber los santacruceños se juntaron hoy frente al busto del Lugarteniente General Antonio Maceo Grajales, ubicado en el parque central de la localidad. Por varios minutos le rindieron respetuoso homenaje al Titán de Bronce y su Ayudante Panchito Gómez Toro, defensores de la libertad.


Album de fotos en Facebook


Antes de salir en peregrinación patriótica, en la mañana de este lunes, hacia la necrópolis local, dos miembros de la Asociación Nacional de Combatientes de la Revolución Cubana (ANCRC) colocaron una ofrenda floral en la base de la estatua dedicada al excelso jefe mambí. Luego la estudiante de la enseñanza media Lietis Fonseca Sánchez leyó la poesía Maceo es el pueblo.

La partida estuvo encabezada por Rolando Esquivel García, primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en Santa Cruz del Sur, Omar Pimentel López, presidente de la Asamblea del Poder Popular al mismo nivel, así como representantes de organizaciones políticas, de masas, las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el Ministerio del Interior (MININT) y la ANCRC.

Con la solemnidad consagrada a este aniversario 26 de la Operación Tributo se colocaron ofrendas florales en el Panteón de los Caídos por la Patria a nombre de sus familiares y el pueblo.

Breves minutos después, pioneros de la escuela primaria “José Martí” declamaron el poema Homenaje.

“En tierras angolanas las tropas cubanas fueron protagonistas de acciones combativas que han quedado plasmadas en la historia como verdaderos bastiones de valentía, valor, altruismo, fidelidad, amor por los pueblos oprimidos y convicción profunda de que sólo la razón tiene derecho al definitivo triunfo”, evocó Ernesto Navaja Ramos, presidente de la ANCRC en este territorio.

El imperialismo norteamericano y sus aliados, significó, pretendieron desconocer cuál era el interés de Cuba al participar en la defensa de Angola. “Acusaban a la Revolución liderada por Fidel de querer saquear las riquezas naturales del país hermano ubicado en la geografía africana: la respuesta fue contundente”.

“Ayudar a la República Popular de Angola constituyó para Cuba una cuestión de principios. Nada más se sacaron de allí los restos de nuestros muertos al comenzar a retirarse las tropas cubanas, una vez lograda la independencia”, manifestó.

Todos no regresaron físicamente. “Unos volvieron convertidos en mártires otros en héroes, pero su ejemplo sigue vivo en cada niño, en cada joven, en la batalla de cada trabajador y estudiante, de cada hombre y mujer por perfeccionar el socialismo”, concluyó Navaja.