Rusia expone actos de EE.UU. en detrimento de la estabilidad mundial

Moscú, 2 feb.- Rusia comentó hoy que la verdadera razón de Estados Unidos para salir del Tratado de Armas Nucleares de mediano y corto alcance (INF) es un debilitamiento real y grave de su posición en el ámbito internacional.

 

Como resultado, Washington teme ser atrapado y expuesto por los pasos que ha dado para desmantelar el sistema de acuerdos legales internacionales, considera un comunicado de la Cancillería rusa.

Además, se trata de la imposición al mundo de ciertas reglas que formularon para sus propias necesidades de política exterior a corto plazo, señala la nota, la cual expone preocupantes acciones de Washington en detrimento de la estabilidad internacional.

La Cancillería se refiere a la salida de Estado Unidos del Tratado de Defensa Anticoheteril, sus obstáculos para impedir el refuerzo de la Convención sobre armas biológicas y la creación de laboratorios biológicos del Pentágono en todo el mundo.

Además, el comunicado se refiere al retraso de más de 10 años para eliminar su arsenal de armas químicas, según la Convención de Prohibición de Armas Químicas, pues Estados Unidos prometió completar ese proceso en abril de 2007.

Washington también intenta transformar la Organización para la Prohibición de Armas Químicas de un instrumento técnico en uno de presión política sobre estados de su desagrado, señala.

La Casa Blanca también se niega a ratificar el Tratado de Armas Convencionales en Europa adaptado y con ello socava el sistema de control de armas en Europa, indica la dependencia rusa.

Estados Unidos suspendió el proceso de ratificación del Tratado General de Prohibición de Pruebas Nucleares y prepara un centro de pruebas nucleares para reanudar los ensayos, destaca el documento.

Washington comparte habilidades para el manejo de armas atómicas con sus aliados no nucleares de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, en violación de los cimientos del Tratado de No Proliferación, subraya.

Estados Unidos también se retiró del Plan de Acción Integral Conjunto con Irán y, como resultado, violó flagrantemente la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, iniciada por el propio Washington, destaca la Cancillería.

La Casa Blanca intenta llevar armas al cosmos y transformar el espacio cercano a la Tierra en un escenario de confrontación bélica con consecuencias desastrosas, advierte el documento.

Desafortunadamente, todo esto no es una especie de especulación en el notorio estilo ‘altamente probable’, sino la triste realidad de un mundo muy contradictorio, constata.

Todas las iniciativas promovidas por Rusia se basan en el derecho internacional existente y tienen como objetivo garantizar una seguridad igual e indivisible para todos los estados, asegura.