Restablece paulatinamente sus servicios el Hospital Amalia Simoni, de Camagüey

Camagüey, 21 jun.- El Hospital Clínico Quirúrgico Amalia Simoni, de esta ciudad, una de las dos instituciones destinadas para el enfrentamiento a la Covid-19 en la provincia de Camagüey, comenzó ya, de forma escalonada, sus prestaciones habituales, tras someterse a un proceso de desinfección.

En un primer momento abrirá el Cuerpo de guardia, las salas de terapias intensiva e intermedia, y acondicionarán las dedicadas a atender los casos de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) y de Dengue, de acuerdo a las disposiciones correspondientes a la primera etapa de recuperación, posterior al periodo de mayor incidencia de la epidemia en el país.

Eduardo Rivero Peláez, su director, refirió a la Agencia Cubana de Noticias que empezarán con el 50 % de la capacidad de ingresos del centro, conformada por más de 320 camas, y al mismo tiempo señaló que las consultas especializadas retomarán sus funciones paulatinamente.

En el primer hospital fundado en Cuba luego del triunfo de la Revolución, existirá igualmente una consulta de clasificación de IRA, y de allí se derivaría el ingreso en el local determinado para tratar a los pacientes con esos padecimientos infecciosos.

El directivo subrayó que los profesionales que laboren en ese salón emplearán como medios de protección la bata sanitaria, la careta, el nasobuco y los guantes, en tanto, el resto del personal presente en la institución solo usará la mascarilla.

Para la jornada se organizará también la guardia por cada especialidad, quienes asistirán las urgencias médicas que lleguen al centro.

Asimismo, la sala de Infectología- destinada para atender a los contagiados con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2-, está actualmente en proceso de remodelación total, en correspondencia con las indicaciones del ministerio de Salud Pública.

Los trabajadores desplegaron desde finales de mayo último las labores de higienización y descontaminación en toda la instalación con agua y detergente, y soluciones de hipoclorito de sodio y alcohol, para cuando se decidiera el tránsito gradual hacia la normalidad en sus prestaciones.

Cuando estuvo dedicado a la asistencia de casos sospechosos y enfermos de las provincias de Camagüey y Ciego de Ávila, la ocupación no alcanzó a las 120 camas, si bien fueron habilitadas poco más de 300.

Desde el pasado día 18 de junio, en el país, excepto en La Habana y Matanzas, comenzó la fase inicial del plan de recuperación post Covid-19, el cual contempla el restablecimiento al 50 % de los servicios hospitalarios que estuvieron suspendidos, después se incrementará hasta el 75 % en la segunda, y en una tercera se volvería a la normalidad.

De igual manera, en este primer momento continuará el uso obligatorio del nasobuco y el necesario distanciamiento físico, entre otras medidas. (Texto y foto: ACN)