Recuerdan hazaña militar del Ejercito Mambí

Mangos de Baraguá, Santiago de Cuba, 23 oct.- En este sagrado lugar de la nación cubana fueron recordados los 120 años del inicio de la Invasión de Oriente a Occidente, considerada la mayor hazaña militar del siglo XIX, realizada por el General en Jefe del Ejército Mambí, Máximo Gómez y el Lugarteniente General Antonio Maceo.

Una ofrenda floral en nombre del pueblo de Cuba dedicada al Mayor General Antonio Maceo, fue depositada en la base del majestuoso panteón que recuerda la épica gesta, ante la presencia del miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, PCC, y viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín y José Ramón Balaguer Cabrera, integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, así como de los principales dirigentes políticos y del gobierno en Santiago de Cuba.

Manifestando orgullo por haber nacido en un país que le ha dado servicios de educación y salud gratuitos, intervino en el masivo acto la pionera de octavo grado Beatriz Ramos Ramírez, de la escuela Antonio Maceo perteneciente al Consejo Popular de Baraguá.

“A Baraguá se viene más de una vez pletóricos y agradecidos”, señaló en las palabras centrales de la patriótica conmemoración el doctor Reinaldo Suárez Suárez, historiador y profesor de la Universidad de Oriente, significando que “la Invasión protagonizada por Gómez y Maceo tuvo como objetivos extender la guerra por la independencia nacional a todos los confines de la nación y destruir las riquezas de que se servía España para mantener el dominio colonial sobre Cuba, así como favorecer el reconocimiento internacional de la causa cubana”.

“La bandera que portaba Maceo, dijo, fue desplegada en Mantua, pero no ondeó en el Morro… A pesar de su astucia y empuje, Gómez y Maceo no pudieron lograr el ansiado Ayacucho Cubano, aquel que debió sellar para siempre el dominio colonial español e impedir, con la independencia nacional, la extensión de los Estados Unidos sobre Cuba y Las Antillas…

No fue hasta que otras columnas invasoras, recordó, en el mediodía del siglo XX cubano llevaron nuevamente la guerra de guerrillas al centro de Cuba, contribuyendo decisivamente al colapso de la tiranía, que el espíritu rebelde de Baraguá pudo proclamarse victorioso…

“Lo sorprendente es, afirmó el doctor Reinaldo Suárez, que ya hayan trascurrido casi cinco lustros de aquel evento que tuvo a Baraguá como núcleo alegórico, hasta llegar al día en que los Estados Unidos reconoce que a pesar de la soledad de la heroica resistencia de cubana, su política de ahogo y destrucción ha fracasado. El espíritu de firmeza en los principios y de resistencia hasta vencer que Baraguá representa triunfo y no es la primera vez”.

No tiene nada de extraño entonces, concluyó, que sea en Baraguá donde vengamos los que queremos a Cuba libre, sin tratos indecorosos ni concesiones de principios, dispuestos a resistir, alimentar y renovar nuestro espíritu patriótico”.

Carlos Sanabia Marrero