Ratifica Cuba protección a trabajadores en conferencia de la OIT

La Habana, 15 jun.- El Gobierno cubano ratificó el compromiso de proteger a los trabajadores y población en general, pese al impacto de la pandemia de la Covid-19 y del bloqueo de Estados Unidos, ante la OIT.

 

Al intervenir de manera virtual en la 109 Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, de la organización mundial pertinente (OIT), la titular ministerial de Cuba, Marta Elena Feitó, denunció el recrudecimiento de esa política impuesta por Washington desde hace casi 60 años en medio de la emergencia sanitaria.

Calificó al cerco de criminal y de ‘una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos de todo un pueblo’, de acuerdo con el portal Cubaminrex, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social recordó que en su país la protección social, más que una garantía de ocupación, salario y seguridad económica, es un derecho constitucional.

Esa conquista, dijo, permite defender el empleo durante la etapa pandémica y garantizar en ese contexto que ‘ninguna persona quede desamparada’.

Feitó mencionó las medidas adoptadas en el orden laboral, salarial y de seguridad social para la prevención y enfrentamiento a la Covid-19, destinadas a preservar la fuerza laboral y proteger a los trabajadores y a sus familias.

Según la autoridad, esas disposiciones aún en vigor incluyen el fomento del trabajo a distancia y el teletrabajo, además de la reubicación en otros puestos.

Permanecen vigentes las garantías salariales para las madres de hijos menores a los que se les suspendió la enseñanza primaria y especial; en tanto continúan los beneficios de la asistencia social para los núcleos con insuficientes ingresos.

Todo ello en un escenario marcado por la disminución sin precedentes de la ocupación a escala mundial con respecto a 2019, con mayores consecuencias en las mujeres, los jóvenes y otros grupos poblacionales, subrayó la titular.

La cantidad de personas sin empleo en el orbe aumentó en 33 millones en 2020 y a comienzos de 2021 hay una crisis excepcional de ingresos y un mayor grado de incertidumbre, agregó.

Al respecto, Feitó señaló la urgencia de implementar políticas integrales y mecanismos de protección en los que el ser humano sea prioridad y no las ganancias económicas. ‘Es un momento de solidaridad entre todas las naciones, sin diferenciación alguna’, remarcó.

La Conferencia sesionará hasta el 19 de junio con delegados de los 187 Estados miembros de la Organización Internacional del Trabajo, para debatir cuestiones del sector y la recuperación centrada en las personas en la etapa pos-Covid-19.  (Prensa Latina)