Movimiento NEMO de EE.UU. pide respeto a soberanía de Cuba

Washington, 13 oct.- El Movimiento Global Anti-Bloqueo a Cuba, conocido como NEMO, repudió los intentos desestabilizadores que se orquestan desde Estados Unidos para lograr un cambio político en la isla e instó a respetar su soberanía.

 

Reiteramos nuestro apoyo inequívoco al gobierno cubano y rechazamos la hostilidad de los extremistas de Miami que se aprovechan de la inacción del presidente Joe Biden respecto a la situación actual del pueblo de Cuba, dijo la organización.

En un comunicado, NEMO condenó la irresponsabilidad del Departamento de Estado, que se dedica a promover la violencia contra la nación caribeña, lejos de emprender un camino de diálogo para mejorar las relaciones diplomáticas entre ambos países.

El movimiento solidario afirmó que desde Miami se promueven acciones para el mes de noviembre que pueden desencadenar lamentables acontecimientos en Cuba.

Muchos oportunistas se aprovechan de la crisis temporal de desabastecimiento de alimentos y medicinas para convocar a manifestaciones y generar situaciones de desestabilización, dijo el grupo.

Sin embargo, los promotores de estos hechos no mencionan que la crisis es consecuencia directa de 62 años del bloqueo económico que impone Washington a la isla y las 243 sanciones aplicadas por Donald Trump y cobardemente mantenidas por Biden en medio de la pandemia, expresó NEMO.

Esta realidad es la causa fundamental del descontento que dio lugar a los disturbios de julio pasado, una situación de desestabilización financiada, orquestada y manipulada por agencias del Gobierno de los Estados Unidos y organizaciones de la ultra derecha de la Florida, añadió.

Según el movimiento, la Casa Blanca solo busca crear desesperación en la isla y transmitir la imagen errónea de caos y ‘falta de control’ que les permita justificar una invasión militar bajo supuestos fines ‘humanitarios’.

Tales provocaciones son un atentado directo contra la Soberanía del pueblo cubano y su legítimo gobierno, que fuera ratificado por el 86.5 por ciento de las boletas emitidas en libre referendo, cuando el pueblo aprobó su nueva Constitución hace apenas dos años, agregó.

Quienes participan de esta farsa y quienes callan ante la vileza de tales manipulaciones, no son simples adversarios políticos o personas comunes que expresan ‘libremente’ su opinión, son parte de un crimen de lesa humanidad, concluyó NEMO.

(Prensa Latina)