[:es]Martínez Heredia: Por los caminos de la lucha con Fidel[:]

[:es]fernando-heredia

La Habana, 12 ene.- “Las revoluciones que amamos y por las que estamos dispuestos a todo son las iniciativas más audaces y arriesgadas de los seres humanos, que pretenden transformaciones prodigiosas, liberadoras de las personas y de las relaciones sociales a tal grado que nunca más quieran, ni puedan volver a vivir su vida en sociedades de dominación y violencia”, dijo el filósofo y ensayista cubano Fernando Martínez Heredia en el Pabellón Cuba de La Habana.

Esta mañana, delegados de 23 países al 12 Taller Internacional sobre Paradigmas Emancipatorios en América Latina y el Caribe asistieron atentos a la conferencia “Las claves del imperialismo y el anti-capitalismo hoy; las visiones de Fidel Castro en los nuevos escenarios de lucha”, impartida por el también director del Instituto de Investigaciones Juan Marinello.

“Hoy que vamos a compartir acerca de los caminos de la lucha, porque lo verdadero son las luchas, es natural comenzar con la ayuda de Fidel y emular con sus ideas y sus actos para sacarles provecho, no imitándolos sino traduciéndolo a nuestras necesidades y acciones”, dijo el intelectual cubano.

Martínez Heredia recalcó: “Fidel brinda un gran número de enseñanzas tanto para el individuo como para las luchas sociales”.Exponerlas todas es quimérico, de ahí que el profesor prefirió enumerar aquellas imprescindibles para los luchan por crear personas y realidades nuevas:

“Primero, partir de lo imposible y de lo impensable para convertirlo en posibilidades mediante la práctica consciente y organizada y el pensamiento crítico, conducir esas posibilidades actuantes hacia la victoria; segundo, no aceptar jamás la derrota, porque Fidel jamás la aceptó”.

Martínez también habló de “la determinación de luchar en todas las situaciones” del líder de la Revolución cubana, de su capacidad de organizar, “una constante, una  fiebre en Fidel”, apuntó.

Asimismo, insistió en dimensiones básicas de su grandeza: la comunicación siempre con cada ser humano y con las masas, en lo cotidiano y en lo trascendente, en la pertinencia de utilizar tácticas muy creativas y estrategias impensables y sin embargo, factibles; luchar por el poder y conquistarlo, enseñar y aprender al mismo tiempo con los sectores del pueblo, unir la liberación nacional a la Revolución socialista y ser siempre un educador, hacer educación a escala del pueblo.

 [:]