María Eugenia Paz Olivera, una santacruceña que ama su profesión (+ Fotos)

Santa Cruz del Sur, 30 nov.- Tras jubilarse en 2021 María Eugenia Paz Olivera decidió retornar al laboratorio de Urgencias del Hospital Municipal José Espiridón Santiesteban Báez de esta localidad.

“Todavía me siento útil y transmito mis experiencias a las estudiantes que tenemos en el centro”, señaló.

Resaltó que a pesar de las dificultades causadas por el bloqueo estadounidense al sector de la Salud Pública cubana integra un aguerrido colectivo, preocupado siempre por el equipamiento con que cuentan para continuar dando un servicio de excelencia al pueblo.

“Tenemos un espectofotómetro donde se leen la totalidad de las investigaciones. Se emplea de igual manera para los métodos cinéticos en los análisis correspondientes y un fotómetro del tipo Génesis 20. Este da respuesta a todo lo relacionado con la química de punto final”, detalló.

Al retomar el tema del criminal cerco económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos a la Isla por más de seis décadas, la fémina recalcó que en el laboratorio no tienen dificultades con los reactivos pero sí con las jeringuillas.

Al evocar las misiones internacionalistas donde ha participado la colaboradora del sector de las batas blancas manifestó: “En Angola, Haití y Venezuela tuve experiencias muy lindas. En cada una de ellas Cuba dio lo que tiene, no lo que le sobra, por eso me siento más revolucionaria”.

La santacruceña María Eugenia Paz sabe que llegará el momento del adiós definitivo a sus compañeras y al laboratorio de Urgencias del Hospital José Espiridón Santiesteban Báez en Santa Cruz del Sur.

“Sentiré la satisfacción de haber sido útil a mi pueblo y a la Revolución cubana”, afirmó.