Marchas a favor y en contra de presidente en Perú

Lima, 6 ago.- Marchas a favor y en contra del presidente peruano, Pedro Castillo se realizaron en esta capital, en medio de una ofensiva derechista contra el mandatario instalado en el cargo hace solo ocho días.

 

‘Estamos contigo, presidente Castillo, no al golpe de Estado’, decía uno de los carteles de los manifestantes de evidente extracción humilde concentrados espontáneamente en la céntrica Plaza San Martín, afines al partido gobernante Perú Libre.

Por su parte, cientos de opositores convocados hace varios días para demandar la vacancia (destitución) parlamentaria del jefe de Estado, reclamaron la medida frente al Congreso de la República y luego marcharon lanzando insultos al presidente Castillo y acusando de terrorista a su gobierno, como en la campaña electoral.

Cuando llegaron a la plaza San Martín, los opositores se aprestaron a ocuparla por la fuerza, pero eran muchos más los progresistas y el choque lo impidió un numeroso despliegue policial que formó una barrera entre los dos grupos.

Tras momentos de tensión, una contienda de consignas y roces contenidos por los uniformados, los derechistas abandonaron el lugar.

El congresista Guillermo Bermejo, de Perú Libre, llegó a la plaza, pidió calma y llamó a terminar con el clima de zozobra que vive el país y dejar de alentar la acción de grupos fascistas como el que estuvo a punto de provocar un choque violento.

Señaló que esos grupos lanzaron expresiones de odio y racismo y contaban con elementos extranjeros contratados para actos violentos y llamó a la prensa a ayudar a generar un clima de paz y dejar gobernar a la nueva administración.

Como corolario, manifestantes indignados por la difusión por medios de prensa de reportes en contra de los manifestantes favorables a Castillo, corearon consignas contra esos medios de prensa y asediaron a los reporteros, que tuvieron que abandonar la plaza protegidos por la Policía.

Entretanto, el partido de derecha extrema Renovación Popular pidió que el Parlamento convoque al primer ministro, Guido Bellido, a informar al pleno congresal sobre su designación.

Bellido es rechazado por la oposición por ser investigado por incurrir supuestamente en apología del terrorismo al no calificar como terroristas a los grupos armados en una entrevista, pese a que ha aclarado que nada tiene que ver con esas organizaciones y niega la acusación.

La convocatoria busca aparentemente apurar la censura al premier antes de que acuda con su gabinete ministerial a pedir la confianza del Congreso, sin la cual tendrían que renunciar él y su equipo. (Prensa Latina)