[:es]La risa disminuye los riesgos de infartos[:]

[:es]

La risa da lugar en las personas a un estado de satisfacción casi completo. Si se está en medio de un grupo de amigos y alguien ríe, el resto hace lo mismo porque es contagiosa, con la peculiaridad de que muchas veces es difícil de parar.

La risa es liberadora, desestresante, pero, además, se ha demostrado científicamente que sus beneficios para la salud y el bienestar de las personas son claves en muchas facetas de la vida. Al liberarse endorfinas, tiene un efecto analgésico, además de reducir la presión arterial.

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), reírse a menudo puede suponer hasta cuatro años y medio más de vida. De ahí que se hayan puesto de moda técnicas como la risoterapia o el yoga de la risa.

La risa disminuye los riesgos de infartos Quizá parezca extraño, pero reír a plenitud favorece la piel porque tiene un efecto tonificante y antiarrugas.

Las carcajadas disminuyen el insomnio. La risa ejercita los músculos de la cara, no arruga ni causa líneas de expresión. Cuando nos reímos movemos 400 músculos del cuerpo, y se ha demostrado que 100 carcajadas equivalen a hacer 10 minutos de ejercicio aeróbico, o 15 de bicicleta. Además, cuando estamos contentos, se refleja en el estado físico y la apariencia es mucho mejor. La risa es beneficiosa para el sistema inmune.

Facilita la digestión al aumentar las contracciones de los músculos abdominales y mejora la respiración. Deja atrás enfados, tristezas, y libera tensiones. La risa ayuda tanto a nivel mental como físico al elevar los músculos de la espalda y estirar las cervicales.

En el contexto laboral reírse es positivo; está demostrado que, gracias a la liberación de dopamina, las personas se vuelven más productivas y motivadas.

También disminuye los riesgos de infarto ya que los espasmos que se producen en el diafragma fortalecen los pulmones y el corazón. Sólo por esto, ya deberíamos reírnos a diario. Además de eso regula la presión sanguínea, fortalece los pulmones, el corazón, y refuerza el sistema inmunológico.

Cuando tienes dolor, si te ríes, parece que duele menos. Salvo si se está operado de apendicitis o cesárea. Con la risa se segregan endorfinas que se liberan a la médula y a la sangre, y pueden ser hasta 20 veces más efectivas que algunos calmantes y medicamentos.

La risa despeja la nariz porque hace vibrar la cabeza, y estas vibraciones despejan los oídos de mucosas si estás congestionado. Si lloras de risa, también se limpian los ojos.

Las personas propensas a reír a menudo muestran un aspecto lozano y saludable que los distingue del resto de las personas.

La risa disminuye los riesgos de infartos [:]