La comunicación vocal caracteriza a los pingüinos africanos

La naturaleza es fuente inacabable de sorpresas. Una de ella se relaciona esta vez con los pingüinos africanos que según una reciente investigación emplean patrones y formas de organizar las sílabas que se asemejan al habla humana.

Tal curiosidad fue revelada por un equipo de investigadores de Francia e Italia quien descubrió que las llamadas de los simpáticos animales (Spheniscus demersus) se ajustan a las formas lingüísticas utilizadas por los humanos.

Según el estudio publicado en la revista Biology Letters, los científicos describen las grabaciones vocales de estos pingüinos y lo que aprendieron de ellas: en total recolectaron y analizaron 590 vocalizaciones de 28 machos adultos que viven en zoológicos italianos.

“El análisis de estas vocalizaciones reveló que las llamadas de los pingüinos se ajustaban a las dos leyes lingüísticas desarrolladas para explicar cómo funcionan los idiomas humanos”-afirmó la exploración-.

También descubrieron que esta especie de pingüino tiene un promedio de vida en estado salvaje de máximo veintisiete años, siendo en cautiverio un poco más larga.

La comunicación vocal caracteriza a los pingüinos africanos

Los principales factores de mortalidad son por depredación, impacto humano y fenómenos naturales. Entre sus enemigos naturales se encuentran los lobos marinos, tiburones, orcas, mangostas y aves marinas que suelen alimentarse de huevos o crías.

Según el sitio web Ecoportal.net las personas y otros animales que se comunican de forma concisa como es el caso de los pingüinos africanos tienen más probabilidades de tener éxito en tareas como el apareamiento, una habilidad que se transmite a la descendencia.

Suelen acicalarse en las costas africanas para eliminar parásitos que se almacenan en el plumaje. Utilizan sus patas para adornarse la cabeza y su pico para quitar residuos de diferentes partes de su cuerpo.

Otra de sus características es que en algunas ocasiones suelen presentarse peleas donde realizan persecuciones con sus alas abiertas y utilizan sus picos como principal arma de defensa.

Los pingüinos africanos son monógamos y cavan nidos en los suelos arenosos, debajo de las piedras o en zonas de escasa vegetación. Se reúnen en las colonias para llevar a cabo la reproducción y antes del apareamiento el macho realiza rituales de cortejo con movimientos y vocalizaciones para que la hembra lo acepte.

Al nacer los polluelos pesan alrededor de cien gramos y son atendidos y alimentados durante los próximos treinta días. Mientras los padres buscan alimento, los pequeños se mantienen en “guarderías” junto con otros recién nacidos para protección y calor, ya que sus plumas no se desarrollan hasta los dos o cuatro meses-aportan los especialistas.

La comunicación vocal caracteriza a los pingüinos africanos

Algo que los distingue es que regresan todos los años al mismo lugar de nidificación, que se efectúa de marzo a mayo en Sudáfrica y de noviembre a diciembre en Namibia.

Las hembras colocan regularmente dos huevos que serán incubados por un período aproximado de cuarenta días. En la incubación, el macho y la hembra se turnan para alimentarse y proteger el huevo.

Son muy vocales en sociedad, pues utilizan tres tipos de sonidos o llamadas que sirven para delimitar territorio y prevenir intrusos, atraer parejas, y finalmente para ser reconocidos por sus polluelos en etapas del cuidado de las crías. (Tomado de Juventud Rebelde)