Jasiel Rivero y su club reinan la Liga de Campeones de baloncesto

La Habana, 10 may.- Por segundo año consecutivo, el cubano Jasiel Rivero y su club Hereda San Pablo Burgos, de España, conquistaron el título en la Liga de Campeones de baloncesto de Europa, ratificando que en la actualidad son los reyes de esa competición.

En un partido con baja puntuación, en el que ambos equipos estuvieron muy erráticos en los tiros de campo y desde el perímetro, los burgaleses sacaron la mejor parte al imponerse 64-59 en la gran final a Pinar Karsiyaka, de Turquía, en el Palacio de Deportes de la ciudad rusa de Nizhny Novgorod, sede de la Final 8 de ese torneo.

Una vez más el conjunto burgalés demostró “sangre fría” en los momentos de mayor tensión, para doblegar la resistencia de un elenco turco que hizo todo por bajar del trono a los vigentes monarcas.

Ese choque empezó con ventaja de 15-13 para los ganadores en el primer cuarto; mientras en el segundo sus oponentes se impusieron por la mínima 15-14.

Después del descanso, los ahora bicampeones dieron un paso decisivo en el tercer periodo al dominar 17-11, y aunque sus contrarios ganaron 20-18 el cuarto parcial no pudieron darle la vuelta a la pizarra.

Por los vencedores, Rivero aportó nueve puntos, cinco rebotes y una asistencia, en tanto sobresalieron con dobles dígitos anotadores el capitán Vítor Benite (15) y Alex Renfroe (14), según el sitio oficial del certamen.

Por el bando opuesto, Amath Mbaye (17), Raymar Morgan (13) y Metecan Birsen (10) fueron los más destacados.

En su camino hasta la corona, los burgaleses superaron 86-77 al Hapoel Unet-Credit Holon, de Israel, en los cuartos de final, y en la siguiente instancia derrotaron 81-70 al equipo francés Strasbourg IG, en una de las semifinales.

Ahí en esos duelos el baloncestista de Cuba tuvo protagonismo con buenas actuaciones, primero aportando 11 cartones, siete rebotes y tres asistencias contra los israelíes.

Luego, ante los representantes de Francia contribuyó con 16 tantos, además de capturar seis rebotes y repartir dos asistencias, para una valoración de 19, la más alta de su colectivo.

Con ese resultado, el club burgalés repite la hazaña de 2020, cuando conquistaron el primer trofeo del elenco en la Liga de Campeones de baloncesto al imponerse 85-74 en la final contra el AEK de Atenas griego. (Texto: ACN) (Foto: PL)