Investigador sueco gana el Nobel de Fisiología y Medicina por sus hallazgos sobre ADN de los neandertales

El Instituto Karolinska de Suecia informó este lunes que el ganador del premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022 es el sueco Svante Pääbo, de 67 años, director del Departamento de Genética del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva.

El comité que otorga el premio declaró que el sueco logró algo aparentemente imposible: descifrar el código genético de los neandertales, parientes extintos de los humanos.

“Svante Pääbo ha establecido una disciplina científica completamente nueva, la paleogenómica”, señaló el comité.

“Al revelar las diferencias genéticas que distinguen a todos los humanos vivos de los homínidos extintos, sus descubrimientos proporcionan la base para explorar lo que nos hace únicamente humanos”, añadió.

Pääbo descubrió también un homínido extinto, el denisova, a partir de datos del genoma recuperados de una muestra de hueso de un dedo pequeño.

“Svante Pääbo ha establecido una disciplina científica completamente nueva, la paleogenómica”, señaló el comité. Foto: The Nobel Committe for Physiology or Medicine.

El comité destacó que el genetista descubrió que se había producido una transferencia de genes de estos homínidos al Homo sapiens tras la migración fuera de África, hace unos 70 000 años.

Las investigaciones de Pääbo concluyen que “este antiguo flujo de genes para los humanos actuales tiene relevancia fisiológica hoy en día, por ejemplo, afectando la forma en que nuestro sistema inmunológico reacciona a las infecciones”.

La paleogenómica, la nueva disciplina científica que surgió de los hallazgos de Pääbo, es la reconstrucción de las secuencias genéticas de las especies ya extintas.

El Instituto Max Planck y el comité del Nobel plantean que uno de los puntos de partida de esta disciplina tiene que ver con un desafío que se puso el sueco cuando decidió aplicar al estudio de la evolución humana los métodos de estudio de poblaciones de animales extinguidos mediante restos genéticos.

Svante Pääbo y su equipo lograron secuenciar por completo el genoma del hombre neandertal en 2010. Uno de los hallazgos de ese estudio fue la influencia del neandertal en nuestra evolución genética, que se puede apreciar hoy en día.

(Tomado de Cubadebate)