Inauguran en Santa Cruz del Sur procesadora de alimentos

Santa Cruz del Sur, 11 sep .- La calidad, pieza primordial en cada faena, resalta en la reconstrucción del edificio destinado para salón de proceso de varios productos alimenticios a base de especies marinas, donde las faenas productivas en esa instalación de la Empresa Pesquera e Industrial (EPISUR) “Algérico Lara Correa” de Santa Cruz del Sur ya comenzaron.

Imágenes en Facebook

A partir de las tres de la madrugada de este jueves se estrenó, con resultados eficientes, el acicalado local. Los integrantes de las dos brigadas dispuestas en esa área le dieron continuidad a la elaboración de picadillo de pescado, masa de croqueta, pasta para bocaditos, estofado de raya, caldo para preparar con arroz, albóndigas, entre otros.

José Sotomayor Cardoso, operador de la máquina moledora de pescado, señaló “que la máquina posibilita obtener un picadillo sin escamas ni espinas. Se pasa por aquí cualquier tipo de especie, aunque aprovechamos mucho el patao. A la gente le encanta y en lo particular a mí también”.

“Nuestro propósito es cuidar lo realizado. La mejor respuesta es ser eficientes en cada una de las responsabilidades que tenemos”, afirmó Odel Revolta Leyva, procesador.

El inmueble fue terminado en el tiempo establecido, empleándose el mínimo de recursos, respuesta en saludo a la Asamblea Municipal del Partido Comunista de Cuba (PCC), prevista para el venidero octubre.

Fue bien recibida la llegada al local de Rolando Esquivel García, primer secretario del PCC en Santa Cruz del Sur y Omar Pimentel López, presidente del Órgano de Gobierno a este nivel. Acompañados por Osmani Barreiro Consuegra, director de la entidad industrial santacruceña, intercambiaron con los responsables del proceso de los diferentes alimentos destinados en su mayoría a la pescadería especializada del sector, a donde la población tiene libre acceso.

Las condiciones higiénico-sanitarias se garantizan y cada producto se somete a análisis de laboratorio, como mismo se procede con cada uno de los renglones exportables. Se busca, ante todo, proteger al consumidor, regla número uno en la empresa.

“Cada uno de los insumos y productos de valor agregado requieren igualmente de los más altos estándares de calidad. La materia prima empleada en este reconstruido edificio no es exportable por una sola razón: el cliente extranjero no se interesa por comprarla. Por ejemplo utilizamos la almeja, muy buena por cierto”, comentó Barreiro en entrevista facilitada al reportero.

“El picadillo contiene las especies que cohabitan en nuestra plataforma: biajaiba, rabirrubia, caballerote, mojarra, chopa… una gran diversidad que no tiene el tamaño para la comercialización como especie congelada. Pero su masa es formidable”.
A partir del 2016 en la “Algérico Lara Correa” se elaborarán 50 toneladas mensuales de masa de croqueta. Otros surtidos se encuentran en la etapa de exploración de mercados. Si la demanda crece se elevarán entonces los niveles productivos a favor del pueblo.

Ya está ideándose las elaboraciones de jugos, néctares y pulpas en las calderas del salón de proceso citado en esta redacción. Algunos experimentos se han realizado, pues las condiciones del local y el equipamiento propician atarearse con materia prima no pesquera: mango, tomate, guayaba, fruta bomba, que podrán comercializarse en un futuro no lejano.