Gobierno venezolano ratifica compromiso con la paz nacional

Caracas, 25 mar.- El Gobierno de Venezuela ratificó el compromiso con garantizar la paz nacional y reaccionar de manera contundente contra cualquier intento de violación de la integridad territorial por parte de cualquier organización armada.

En un comunicado oficial, el Ejecutivo venezolano rechaza las declaraciones de la Cancillería colombiana emitidas este miércoles, en las cuales expresa preocupación por las recientes operaciones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en el estado de Apure.

Al respecto, las autoridades de Caracas cuestionan al Estado colombiano por la situación de abandono de las fronteras, donde operan diversos grupos criminales dedicados a actividades ilegales como el tráfico de personas, la explotación ilegal de minerales y el narcotráfico.

Las operaciones de la FANB contra campamentos ilegales de grupos armados colombianos se desarrollaron en zonas rurales, orientadas a proteger a la población civil de los efectos adversos de la violencia sistemática de los irregulares, indica el Gobierno de Venezuela.

Asimismo, subraya la prudencia con la cual el alto mando militar conduce las acciones defensivas, dirigidas a garantizar la vida del pueblo venezolano.

El Ejecutivo bolivariano denuncia que los paramilitares colombianos actúan contra la población civil, atentan contra instalaciones del servicio eléctrico, la autoridad tributaria y la empresa estatal petrolera mediante métodos terroristas como la siembra de minas antipersonales.

“Al verse derrotados, estos grupos armados han utilizado a la población como escudo humano para huir a Colombia, donde no son perseguidos, pues cuentan con la tolerancia y protección de las autoridades de ese país”, concluye el comunicado.

El Ministerio de Defensa de Venezuela informó a inicios de semana la captura de 32 paramilitares colombianos en la región limítrofe, donde unidades adscritas a la Región Estratégica de Defensa Integral de Los Llanos tuvieron enfrentamientos con comandos irregulares procedentes del vecino país.

Durante las operaciones los efectivos de la FANB neutralizaron a uno de los cabecillas de los irregulares colombianos, identificados con el alias de Nando, destruyeron seis campamentos y decomisaron armamento, municiones, explosivos, vehículos y drogas.

El alto mando castrense lamentó la muerte en esos enfrentamientos del mayor Edward Corobo Segovia y del primer teniente Yonathan Miguel Duarte. (PL)