[:es]Gobierno de Cuba agradece solidaridad tras el paso del huracán Irma[:]

[:es]

La Habana, 30 sep.- El Consejo de Defensa Nacional de Cuba agradeció las muestras de solidaridad que sigue recibiendo hoy la isla caribeña tras el paso del huracán Irma, el cual ocasionó severos daños a diferentes sectores.

 

‘Inmediatamente después del paso de este evento meteorológico, se comenzaron a recibir diversas donaciones, provenientes de gobiernos, asociaciones de amistad, empresas, organizaciones no gubernamentales, universidades, instituciones religiosas, entre otras entidades’, destaca una nota del ente publicada en el diario Granma.

Estas muestras de solidaridad, que agradecemos en nombre del pueblo y gobierno cubanos, complementan los esfuerzos de nuestro país para resarcir los daños y a través de los sistemas de distribución establecidos se entregan, como es lógico de forma gratuita, a los damnificados.

El Consejo de Defensa Nacional divulgó datos preliminares sobre los daños ocasionados por Irma que azotó durante cuatro días al país.

A partir de los datos preliminares ofrecidos por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información y los partes que a diario rinden los tres jefes de las Regiones Estratégicas al presidente del Consejo de Defensa Nacional, se conoció que un millón 863 mil 589 personas que fueron protegidas ante el paso del meteoro.

De ellas, 11 mil 689 continúan recibiendo apoyo estatal con alimentos y otros recursos de primera necesidad, en las provincias de Ciego de Ávila, Camagüey, Villa Clara, Holguín, Sancti Spíritus, La Habana, Las Tunas, Matanzas y Guantánamo.

Se reportaron 158 mil 554 viviendas afectadas: 14 mil 657 son derrumbes totales y 16 mil 646 parciales; además 23 mil 560 sufrieron pérdidas totales del techo y 103 mil 691 presentan daños parciales en la cubierta.

Para dar respuesta a esta situación, el Gobierno decidió que el Presupuesto del Estado financie el 50 por ciento del precio de los materiales de la construcción que se comercializan a las personas damnificadas con la destrucción total o parcial de sus viviendas.

De igual forma, se bonificó el 50 por ciento del precio actual de venta minorista de bienes de consumo de primera necesidad para la población afectada, entre los cuales figuran colchones, productos de aseo e higiene, equipos de cocción y ajuares de casa.

En los casos de mayor necesidad se ha bonificado el 100 por ciento del valor de algunos surtidos.

Tras el azote del huracán Irma, se habilitaron alrededor de 900 puntos de ventas de comida elaborada, con precios módicos, en las zonas más abatidas.

Del mismo modo, fueron reubicados mercados y otras unidades minoristas, en aras de mantener la venta de la canasta familiar normada, así como otros productos liberados.

[:]