Gobernante de EE.UU. incita a la violencia

Washington, 6 ene.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es hoy el principal incitador a la violencia para desconocer su derrota en las elecciones del 3 de noviembre, estiman analistas políticos.

 

Luego de presionar para que los miembros de su partido en el Congreso anulen la votación del Colegio Electoral que dio la victoria al demócrata Joe Biden 306 contra 234, Trump no desistió de convocar a sus seguidores a manifestarse en esta capital contra ese resultado.

En respuesta a la convocatoria de Trump de acudir a Washington para expresarle su apoyo en la batalla contra lo que afirma fue una elección que le fue robada –la consigna es ‘alto al robo’– foros y redes ultraderechistas promueven la manifestación con invitaciones a llegar armados, señala David Brooks, columnista del diario The New York Times.

Algunos comentarios que circulan en las redes sociales incluyen instrucciones sobre cómo ingresar armas de manera clandestina a la ciudad, con un participante escribiendo: ‘sí, es ilegal, pero esto es guerra y claramente estamos en la fase poslegal de nuestra sociedad’, precisó Brooks al describir el ambiente de caos que se anticipa.

Otro comunicado por redes aconseja que los manifestantes deberían llegar ‘armados con rifles, pistolas, dos cuchillos y toda las municiones que uno pueda cargar’, explica Brooks.

Vale recordar que cuando el líder de uno de los grupos neofascistas pro-Trump fue arrestado al llegar a Washington el lunes por delitos menores que cometió el mes pasado en la capital durante otra manifestación, la policía encontró municiones en su automóvil, ejemplifica el columnista.

Un reciente artículo publicado en el sitio web del canal árabe al Mayadeen destaca los esfuerzos de Trump para crear un Apocalipsis, ese fin catastrófico o violento que narra la Biblia y desde hace meses lo traslado a muchos de sus seguidores a los que llamó a estar preparados para evitar se consume oficialmente su derrota en las urnas.

En ese sentido, citó el canal árabe, miembros del grupo de extrema derecha Proud Boys están en Washington para protestar y no de forma pacífica.

Tal como van las cosas y lo ocurrido en las últimas semanas no es descabellado pensar que el Apocalipsis que busca Trump para Estados Unidos y para el mundo puede convertirse en su Waterloo, en referencia a la Batalla de Waterloo, en 1815 cerca de esa ciudad belga, en la que Napoleón obtuvo su derrota final, precisó la publicación. (Prensa Latina)