Empatan Cocodrilos de Matanzas semifinal beisbolera ante Las Tunas

Ciego de Ávila, 12 mar.- Cuando Yadir Dreke -con bases llenas, dos outs y el juego igualado a siete carreras en el onceno inning- disparó hit al bosque central, no solo trajo hacia el plato a dos compañeros, sino que firmó uno de los mejores partidos de su vida con el equipo Matanzas.

Como resultado de su batazo, los Cocodrilos vencieron a los Leñadores de las Tunas (12×7) e igualaron este play off semifinal (2-2) en la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Ahora, la afición cubana se frota las manos por el posible duelo de tiradores que debe darse este viernes entre Carlos Juan  Viera y Yoanni Yera.

Parece que la 60 Serie tiene planes de extenderse lo más posible y reservar sus mejores momentos para el final.

En el partido de este jueves, los occidentales pegaron 21 imparables y jugaron sin errores, mientras sus rivales orientales consiguieron 15 “cohetes”, pero cometieron nada menos que cinco marfiladas.

Primer tercio.- No esperaron mucho los Cocodrilos para demostrar que venían con ánimos de igualar el match. En el primer inning, después del boleto a Yadil Mujica y el sencillo de Jefferson Delgado, la pelota salió a viajar por encima de las cercas del jardín izquierdo, salida del bate de Yadil Dreke.

La fiesta fue mayor en el segundo episodio, pues combinaron sencillos de Andrys Pérez, Eduardo Blanco, sacrificio de Aníbal Medina, jit impulsor de Mujica, pelotazo a Jefferson, cohete de Javier Camero y doblete de Dreke. En ese trance explotó el zurdo Ángel Sánchez y se hizo cargo del box  Keniel Ferraz, quien a su vez dio paso a Yasel Luis Labrada.

Los tuneros no tenían la intención de entregar las armas tan temprano, así que al final del tercer acto Yunieski Larduet comenzó con triple, Danel Castro y Yosvani Alarcón batearon dobletes seguidos, y Ramón Viñales y Yordanis Alarcón se sumaron al festín con imparables.

La dirección matancera no esperó más, extrajo de la lomita a Naikel Cruz y trajo a David Mena, quien boleó a Andrés de la Cruz y permitió elevado de sacrificio de Manuel Ávila. El marcador era entonces de 7×4 para los campeones.

Segundo tercio.- Los Leñadores continuaron impetuosos en el cuarto inning, al anotar dos veces y cerrar el marcador (6×7). En esa oportunidad, Larduet inició con cañonazo, anotó por doblete de Yosvani Alarcón, quien también hizo score por inatrapable de su hermano Yordanis.

En el final del sexto capítulo, después del primer out, pegaron sencillos consecutivos Yosvani, Viñales y Yordanis para lograr el empate. Al rescate de Mena vino Joel Suárez -el hombre grande del anterior choque- y obligó a De la Cruz a batear para doble play.

Al cerrar este tercio del partido los orientales habían realizado la “hombrada” de igualar el marcador (7×7). El relevista Labrada colgó ceros desde el tercero al sexto innings, de manera que fue protagonista de esta remontada.

Último tercio.- Tanto el cuarto relevista tunero Alberto Pablo Civil, como el matancero Suárez, se dedicaron a poner “argollas” en la pizarra del estadio José Antonio Huelga y fue necesario llegar al onceno capítulo para encontrar decisión.

A esa altura, Blanco comenzó con jit, vino el sacrificio de Medina y Mujica entregó el segundo out. El mentor Pablo Civil optó por bolear a Jefferson para trabajar William Luis.

Como toda jugada táctica tenía sus pro y sus contra. Del lado bueno se argumentó la búsqueda de un out forzado y salir de un buen bateador. Del lado malo se hizo notar que William es más oportuno en momentos claves y que al situar a un segundo corredor en circulación se corría el riesgo de sufrir una desventaja mayor.

De todas formas, esa movida no trajo consecuencias directas, pues el lanzador le otorgó boleto de libre tránsito a Luis y la escena quedó lista para el jit de oro de Dreke, que trajo las dos carreras decisivas, aunque luego los monarcas anotaron tres frente a los envíos de los relevistas Yosbel Alarcón y Elexis Valera. (JIT)