Educar para la vida desde la cuna

Octubre, 2021.- Vivimos en un mundo en el cual debemos esforzarnos cada día por lograr una sociedad mejor, expresada en una convivencia sana, el respeto mutuo y en la que la práctica de los valores no sea una casualidad.

Ahora que los niños están más tiempo en casa, es el momento perfecto para fomentar rutinas que conlleven al mejoramiento de su conducta en la formación de la disciplina, que hará parte de su carácter en el futuro.

Lo que se enseñe en casa, las buenas o malas prácticas, harán en ellos un aprendizaje repetitivo, haciendo que poco a poco se habitúen a las normas establecidas, como también a las costumbres que tengan los padres.

Si se crean buenos hábitos en los niños les permitirá tener seguridad en las cosas que realicen, si tiene en casa un horario fijo de comida y se acostumbra a lavarse las manos antes y después de comer, se lavan los dientes y luego realizan alguna rutina infantil, se sentirán mucho más seguros de lo que hacen y con mayor tranquilidad en su cotidianidad.

Desde que son bebés pueden acostumbrarles a realizar diariamente ciertas cosas que, con la repetición, llegarán a ejecutar de manera automática y que se convertirán en un hábito para ellos, y la realizarán sin que esto implique mucho esfuerzo.

Según los expertos, los hábitos van a ir dejando una huella en el cerebro de los pequeños que les va a ayudar a adquirir otros que les puedan resultar más complejos como dejar sus cosas ordenadas, ser respetuoso con las personas mayores o acostumbrarse a estudiar sistemáticamente.

No olvidar que en estas edades, el mejor modo en el que van a poder adquirir esos hábitos es mediante el ejemplo, siendo los padres mismos su modelo.

Pensar siempre que los hábitos paternos pueden llegar a ser los suyos para el futuro.

Si nacen en un clima familiar de hábitos deportivos o de un gusto o interés por la lectura o la música, será más fácil contagiarles esas iniciativas e inquietudes.

Los buenos hábitos que se les inculquen en la infancia serán claves para su buen desarrollo y su éxito personal y profesional.

 

Por: Sadya Muslay Hernández/Radio Santa Cruz