Discóbola cubana Yaimé Pérez gana en su primera competencia internacional del año

Doha, 29 may.- Aunque no logró la mejor marca de la competencia, la cubana Yaimé Pérez aprovechó su estabilidad en las dos últimas salidas al círculo y dominó el lanzamiento del disco durante su primera incursión de la temporada en la Liga de Diamante.

En una prueba que premió a las atletas con la cuota más alta en la ronda final, la titular mundial de 2019 regresó a Doha acompañada por Denia Caballero para vivir su reencuentro con los escenarios internacionales.

Yaimé consiguió el primer puesto de la justa tras conseguir marcas de 62.90m y 61.35m en sus intentos quinto y sexto, cuando solo quedaban tres mujeres en competencia. Mientras tanto, la estadounidense Valarie Allman, hasta ese momento líder de la prueba con 65.57m, llegó hasta 64.53m y 58.58m y debió conformarse con el segundo lugar.

En la tercera plaza concluyó la croata Sandra Perkovic, tras marcar 62.93m en la antepenúltima ronda pero enviar el disco contra la malla en su última oportunidad. Aun así, la actual titular olímpica cerró el día con un mejor registro de 63.60m.

Antes de esas rondas, Yaimé había tenido un inicio en ascenso y cumplió sus dos primeros intentos con aceptables 63.10m y 63.75m, a la postre su mejor envío de la jornada. Luego cometió dos intentos nulos consecutivos. Precisamente en ese momento la estadounidense Valarie Allman consiguió el mejor disparo del día para encaramarse en la punta de una prueba que premió más la estabilidad que un único resultado.

Para una mujer que este año marcha segunda en el ranking mundial y tiene una mejor marca de 68.99m, la cuota conseguida en Doha no es suficiente si solo se apela a los números. Sin embargo, en su primera competencia internacional tras más de dos años y en un camino que tiene a Tokio como el principal desafío, lo logrado ahora es apenas el arranque de una ruta que debe planificarse al dedillo para no violentar etapas.

Mientras tanto, Denia concluyó en un buen quinto lugar tras mejorar en dos ocasiones su mejor cuota de la campaña. En su caso abrió con pobres 57.83m, pero enseguida comenzó a mostrar una parte de su calidad. Primero llevó el disco hasta los 62.03m, para luego volver a superarse y marcar 63 metros exactos.

Antes de esta competencia la campeona mundial de 2015 tenía tres salidas en el Estadio Panamericano, y en ellas su mejor rendimiento fueron los 60.88m del fin de semana pasado.

Más tarde, la cuarta aparición de la nuestra en el círculo de lanzamientos cerró con foul, mientras en la que sería su quinta y última tentativa bajó su rendimiento hasta los 59.30m. Con esa secuencia la criolla cerró en la quinta plaza, una actuación que más allá de ese escaño deja la satisfacción de ver cómo Denia poco a poco se acerca a su mejor estado de forma. 

Del mismo modo, lograr su mejor envío del año en la primera competencia internacional de la temporada para ella anuncia una buena sensación a poco menos de dos meses de los Juegos Olímpicos. 

En otros resultados del día, el estadounidense Rai Benjamin (47.38s) dominó unos 400 metros con vallas donde el brasileño Alison dos Santos terminó segundo con récord para Sudamérica de 47.57s. Por su parte, Katie Nageotte (USA-4.84m) y Sandi Morris (USA-4.84m) igualaron la marca líder del año en la pértiga, Faith Kipyegon (KEN-1:58.26) ganó los 800 metros y su coequipero Timothy Cheruiyot (3:30.48) hizo lo mismo en los 1500.

Mientras tanto, la venezolana Yulimar Rojas se despidió de Doha con otras excelentes marcas de 15.15m y 15.11m. En la prueba la jamaicana Shaniecka Ricketts igualmente rozó la mítica barrera y cerró con sólidos 14.98m.

Luego de esta primera incursión en el prestigioso circuito, Yaimé y Denia tienen previsto competir el próximo 2 de junio en el Grand Prix de Gotemburgo y el 10 llegar a Florencia para volver a medirse en la carrera por el diamante. A su vez, este fin de semana el Estadio Panamericano de La Habana será sede de otra prueba de confrontación en pos de que atletas como las discóbolas Melany Matheus y Silinda Morales busquen su clasificación olímpica.

Por su parte, este sábado Cuba también espera la presencia de las heptatletas Adriana y Yorgelis Rodríguez en la prestigiosa reunión de Gotzis. Esa será una de las dos oportunidades para ellas de alcanzar la complicada cifra de 6420 puntos que otorgan un pase directo a los Juegos Olímpicos. Si no lo consiguen ahora o en un evento pactado para el Estadio Panamericano de La Habana a finales de junio, tienen la opción de buscar un cupo por ranking entre las atletas no clasificadas.

De momento, Adriana marcha en el escaño 22 en un listado que otorga 24 plazas. Mientras tanto, Yorgelis no tienen puntos y si no logra la marca de clasificación al menos deberá buscar rendimientos que la acerquen a las opciones de estar en sus segundos Juegos Olímpicos.

(Tomado de Cubadebate)