Destaca embajador cubano en Italia logros de la Revolución

Roma, 16 ene.- El embajador de Cuba en Italia, José Carlos Rodríguez, destacó aquí los logros de su país en diferentes campos, tras el triunfo de la Revolución encabezada por su líder histórico, Fidel Castro, el 1 de enero de 1959.

 

En su intervención durante la velada político-cultural realizada para conmemorar el aniversario 60 del triunfo revolucionario, el diplomático enumeró varias conquistas del pueblo de la Isla como el acceso gratuito y de alto estándar a la educación para todos los ciudadanos, en todos los niveles y modalidades de enseñanza.

Mencionó además la salud pública gratuita y de calidad en todos los confines del territorio nacional, con altos índices de asistencia sanitaria y salud humana, al nivel de los países más desarrollados del mundo y un amplio sistema de seguridad social, con énfasis para los sectores más vulnerables de la población.

El desarrollo cultural general, con la posibilidad de que cada ciudadano cultive su talento artístico y disfrute del arte y la cultura, tanto propia como universal; y la seguridad alimentaria para toda la población a expensas de abarcadoras políticas públicas del Estado, fueron otros aspectos subrayados por el diplomático.

Un tema al cual dedicó particular atención fue el de la emancipación y empoderamiento de la mujer cubana, ‘uno de los más avanzados y sólidos cambios sociales de Cuba’, resultado de un proceso iniciado con el triunfo de la Revolución.

En tal sentido recordó que no hay sector de la economía, la cultura, la política, las ciencias y la defensa, entre otros, en el cual no sea sustancial la contribución de las féminas al desarrollo de la sociedad, en paridad de oportunidades, consideración y remuneración salarial respecto a los hombres.

Las mujeres -dijo- representan casi el 49 por ciento de los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular y el 51 por ciento de la membresía de los gobiernos provinciales.

Rodríguez apuntó que Cuba no sólo ha alcanzado éxitos considerables para sí en muchos campos, sino que también brindó y seguirá ofreciendo modestamente su solidaridad humana, desinteresada y efectiva a otros pueblos, y añadió que ‘no todo puede ser regido por las leyes crudas de la ganancia y de la competitividad’.

Advirtió, asimismo, que el mundo está urgido de cordialidad y cooperación, no de guerras o avasallamientos y rememoró al prócer mexicano Benito Juárez cuando sentenció que ‘el respeto al derecho ajeno es la paz’, en tanto aseveró que ‘eso es lo que Cuba, aún desde su pequeña dimensión, propone al mundo’.

Entre las agresiones y obstáculos enfrentados por Cuba en estos 60 años, Rodríguez citó el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos, la subversión interna y externa, los atentados terroristas, los sabotajes económicos, los planes para asesinar a sus dirigentes, la invasión mercenaria de Playa Girón y las epidemias introducidas en el país.

Al referirse a las relaciones entre Cuba e Italia, precisó que son ‘fuertes lazos históricos y culturales’, con abundantes huellas de ese andar entrelazado, al tiempo que resaltó ‘la gran solidaridad y amistad’ demostradas por este país hacia la nación caribeña de la cual es actualmente uno de sus principales socios económicos.

La velada para conmemorar los 60 años del triunfo de la Revolución cubana se realizó en la carpa donde se presentan en esta capital artistas de la Compañía Habana, del Circo Nacional de Cuba, quienes actuaron ante más de un millar de personas que abarrotaron la instalación, junto a otros exponentes de Italia y la Isla.