Desde Universidad de Camagüey la ciencia en función de programas prioritarios de la provincia y el país

Camagüey, 28 ago.- La Universidad de Camagüey (UC) Ignacio Agramonte Loynaz labora de conjunto con la dirección de la provincia, organismos e instituciones en el desarrollo de programas prioritarios para el territorio y de alcance nacional, en los cuales participan varios grupos de trabajo creados por la institución que integran profesores, estudiantes y especialistas.

El centro académico posee 14 líneas científicas y de investigación que en medio de la situación epidemiológica provocada por la COVID-19 se reajustaron a esas condiciones mediante la ejecución de tareas de innovación en busca de resultados concretos.

Así lo destacó Santiago Lajes Choy, rector de la institución, quien explicó además que desde el comienzo de la pandemia la universidad ha estado al tanto de las decisiones y a disposición de los Consejos de Defensa, hoy Grupos Temporales para el enfrentamiento a la COVID-19, así como de la Dirección Provincial de Salud y el Centro de Higiene y Epidemiología a ese nivel.

Entre los grupos constituidos por la UC está el de monitoreo de la digitalización del proceso de intervención sanitaria con la vacuna Abdala, a través del cual han dado seguimiento a través de una herramienta informática diseñada, al desarrollo y cumplimiento por vacunatorios y policlínicos, fundamentalmente de esta ciudad.

El grupo denominado Optimización en la prestación de servicios básicos a la población en período de restricciones de la movilidad durante la pandemia, lo integra un equipo multidisciplinario que trabajó inicialmente en las Tiendas de Moneda Libremente Convertible (MLC), de CIMEX y tiendas Caribe y en los bancos, incluyendo los cajeros automáticos.

Lajes Choy dijo que a partir de esa labor se propusieron a la dirección del territorio 27 medidas para mejorar los citados procesos y a la vez favorecer el cumplimiento de los protocolos establecidos ante la COVID-19.

Actualmente centran su atención en los servicios de gas licuado, ópticas y farmacias y de comercio interior, precisó.

Por otro lado, la universidad agramontina y sus especialistas contribuyen a una mejor gestión del Laboratorio de Biología Molecular de la provincia y la Mesa Coordinadora del sector de la Salud Pública, en respuesta a indicaciones del Presidente de la República Miguel Díaz-Canel durante su última visita a Camagüey.

Con el objetivo de facilitar los procesos, informáticos de la UC concibieron y despliegan un software que ordena todas las pruebas diagnósticos y PCR, a cuyos resultados tiene acceso la Mesa Coordinadora para la ubicación eficiente de los pacientes en hospitales e instalaciones que atienden enfermos del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

Hace más de un año y medio funciona igualmente el grupo encargado de la modelación matemática de la pandemia de la COVID-19 que tributa valiosa información en aras de evaluar la eficacia de las medidas implementadas en el territorio, incluyendo el protocolo y la influencia del proceso de vacunación.

El primer centro de Educación Superior fundado en Cuba tras el triunfo de la Revolución, próximo a sus 54 años, no detiene su quehacer en medio de la difícil situación sanitaria, ante la cual ha atemperado sus estrategias para garantizar el desarrollo de actividades docentes a distancia y de atención a sus alumnos, mediante varios sitios virtuales creados, y prioriza la actividad investigativa y de relaciones internacionales.

Diversas tareas de impacto económico y social acometidas en la etapa reafirman la disposición de los universitarios camagüeyanos de aportar desde la ciencia y con esfuerzo humano al impulso de programas prioritarios de esta región y en consonancia con la estrategia del Gobierno nacional.

(ACN)