[:es]Denuncia Rusia presencia en Siria de sistemas coheteriles de EE.UU.[:]

[:es]Moscú, 16 jun.- El Ministerio ruso de Defensa denunció el traslado de sistemas coheteriles reactivos estadounidenses Hirmas a Siria y puso en duda las verdades intenciones de las fuerzas del Pentágono en ese país levantino.

La llegada de armamentos a Siria, y menos de sistemas coheteriles como el Hirmas, solo puede realizarse mediante previo acuerdo con el Gobierno de esa nación mesoriental, consideró este jueves un comunicado oficial.

Además, los especialistas rusos advierten que el alcance de los Hirmas está lejos de satisfacer las necesidades militares de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, de mayoría kurda y controladas por los norteamericanos.

En los últimos tiempos, las tropas estadounidenses, incluidas en la coalición occidental, a la que en ningún momento Damasco invitó a Siria, atacaron a fuerzas progubernamentales del país levantino, señala la dependencia rusa.

Por eso, de ninguna forma resulta difícil imaginar cómo se emplearán los referidos sistemas en el futuro, señala el documento.

Los Hirmas en esta ocasión están montados sobre neumáticos y llevan seis proyectiles reactivos cada uno o un misil balístico táctico, según su uso.

En los últimos tres meses las tropas norteamericanas, que crearon un base militar en la localidad norteña siria de Al Tanf, atacaron en al menos tres ocasiones a fuerzas leales al gobierno sirio bajo el argumento de autodefensa.

Rusia fue llamada por Siria, a finales de 2015, para apoyar con su fuerza aérea a las tropas del país en su lucha contra formaciones terroristas, algunas de las cuales reciben dinero y pertrechos desde el exterior.

Washington y la alianza que dirige iniciaron en agosto de 2014 acciones aéreas en Siria, bajo el alegado propósito de combatir al movimiento terrorista Estado Islámico (EI) que hasta 2015, en lugar de debilitarse se extendió por gran parte de Siria.

Tras un ataque estadounidense con misiles Tomohawks contra la base aérea de Shairat, en la provincia de Homs, Rusia extendió el radio de acción de los sistemas antiaéreos S-400 instalados en su base de Jmeimim, en la provincia de Latakia.

El vicejefe de la Fuerza Aeroespacial rusa, Viktor Gumiani, afirmó que los cazas occidentales se acercan a la base aérea rusa, pero enseguida cambian de dirección al conocer que están bajo seguimiento de los S-400. (Texto y foto: PL)[:]