Cumplir con la disciplina social y vial deber ciudadano en Santa Cruz del Sur

Santa Cruz del Sur, 25 mar.- En tiempos de coronavirus el adecuado comportamiento social y  la disciplina vial es deber ciudadano a tener en cuenta por la inmensa mayoría de los habitantes de la localidad, quienes se ocupan y preocupan por mantener el orden y el autocontrol individual y  colectivo.

Elianis Danay Rosaine Hernández, recepcionista de la Casa de la Cultura Olga Alonso como parte del protocolo sanitario llevaba adecuadamente puesta la mascarilla sanitaria al momento de ser entrevistada.

“Debo protegerme, señaló,  y cuidar a los compañeros de trabajo, también a mi familia. Hay que cumplir lo establecido por las autoridades de Salud Pública y la administración de la institución”, insistió.

“En ocasiones se ven personas aglomeradas en las colas, debemos de seguir llamándoles la atención y no permitírselo para que el nuevo Coronavirus no se propague en Santa Cruz del Sur”, planteó Germán Rojas Hernández

El joven Yosbani Nápoles Mojena, dueño de un ciclomotor expuso que nunca ha salido de su casa sin llevar el casco puesto. “La protección personal, dijo,  no puede por ningún concepto tirarse a un lado. Es de igual manera primordial, acotó, llevar los documentos de rigor por si son solicitados por algún agente del orden público”.

Las fuerzas de la Unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) a esta instancia permanecen a diario en la vía pública para contrarrestar de manera profiláctica o con la aplicación de los decretos establecidos y el Código de Vialidad y Tránsito según corresponda, cualquier irregularidad.

Lo expuesto lo dio a conocer el Capitán Yuniesqui Bueno Labañino, jefe de la institución militar aquí, quien comentó acerca de las preparaciones diarias que reciben sus subordinados antes de ir a efectuar las misiones encomendadas.

Ejecutar debidamente la disciplina social y vial es obligación de cada lugareño para estar en correspondencia con la Tarea Ordenamiento. Contrarrestar los malas conductas, las ilegalidades y la corrupción no es sólo quehacer de la Policía es a su vez de todo el pueblo.