Cuba llama en Ginebra a aumentar esfuerzos globales contra el racismo

Ginebra, 2 oct.- Cuba abogó en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU por un incremento de los esfuerzos a escala mundial destinados a enfrentar el racismo, y advirtió que en algunos países constituye un problema estructural.

 

A nivel internacional no se ha avanzado lo suficiente contra este flagelo, la discriminación, la xenofobia y otras manifestaciones de intolerancia, advirtió el diplomático cubano Jairo Rodríguez en la continuación de los debates del 45 período de sesiones del órgano, previsto hasta el 6 de octubre en esta ciudad suiza.

De acuerdo con el representante de la isla, urge la adopción de las medidas necesarias para que todos los seres humanos sean tratados como iguales.

Rodríguez participó en un foro dedicado al seguimiento de la implementación de la Declaración y el Programa de Acción de Durban, resultantes de la Conferencia Mundial contra el Racismo de 2001.

En ese sentido, apoyó a nombre de la mayor de las Antillas las acciones para conmemorar el 20 aniversario de esos mecanismos y pidió un compromiso colectivo con la celebración.

Respecto a Cuba, el diplomático señaló que se cumple un programa nacional concebido para combatir y eliminar definitivamente los vestigios de racismo y discriminación racial.

También en la jornada, la delegación de la isla reiteró en el Consejo su rechazo a la manipulación de los derechos humanos y su empleo para ejercer presión política y justificar operaciones de cambio de régimen contra Estados soberanos.

Cuba insistió en la importancia de asumir el diálogo y la cooperación como las herramientas a respetar en materia de derechos humanos. (Prensa Latina)