Cuba impulsa cambio de matriz energética a favor de renovables (+ Fotos)

La Habana, 3 ago.- El Gobierno cubano aprobó seis alternativas para la adquisición de sistemas de fuentes renovables de energía por personas naturales y jurídicas para impulsar el cambio de matriz energética, afirmaron fuentes oficiales.

 

Durante una rueda de prensa, directivos del Ministerio de Energía y Minas (Minem) señalaron que las opciones van desde la importación por personas naturales -carga acompañada o no, y por envío-, a través de las tres importadoras autorizadas.

Hasta las ventas en tiendas virtuales y físicas en divisas y en pesos cubanos, la moneda nacional.

Además, con la novedad de comprar a la Unión Nacional Eléctrica un kilowatt instalado de generación fotovoltaica por valor mil 500 dólares, equivalente a una rebaja en su tarifa mensual de 125 kilowatt hora con un beneficio a 20 años, dijeron.

En declaraciones a Prensa Latina el titular de la cartera del Minem, Liván Arronte, significó que las medidas -recién aprobadas en Gaceta Oficial-, están en coherencia con la Agenda 2030 y tributan al desarrollo de las fuentes renovables de energía (FRE). Cuba, energía, renovables, matriz, energética

Y son afines, precisó, a la política del país de disminuir gradualmente la participación de los combustibles fósiles en la generación de electricidad.

Existen dos formas, una del lado de la generación y otra del consumo, amplió y subrayó que las disposiciones autorizadas son un estímulo para que la población y las entidades estatales puedan participar en la instalación de FRE.

Los nuevos incentivos no solo están enmarcados dentro de los Objetivos hacia 2030, sino que también se articulan con la transformación de la matriz en la isla hasta un 37 por ciento mediante energías limpias, aseveró.

De esta forma lograr un 100 por ciento de abastecimiento de energía eléctrica con FRE en un tiempo más cercano, teniendo en cuenta los avances tecnológicos en esa área.

Arronte resaltó que las medidas tendrán mayor impacto en la población en dependencia del consumo de las viviendas, y sus beneficios estarán asociados a la cantidad de energía que consuma cada persona.

Los entes jurídicos, naturales, las formas de gestión no estatal pueden elegir la vía para adquirir el equipamiento en dependencia de sus posibilidades e intereses.

Todo lo que se haga en FRE, remarcó, es directamente proporcional a que la nación disminuya el uso de combustibles fosiles. Ello tributa a trabajar por el desarrollo sostenible y permitirá disponer para otros fines de esos recursos que hoy se utilizan para la compra de combustible y en la generación de energía eléctrica, enfatizó.

Por otra parte, la viceministra Tatiana Amarán explicó que actualmente la generación eléctrica mediante las FRE es de un 4,6 por ciento, y añadió que hasta el momento sustituyeron 215 mil toneladas de combustibles fósiles y se evitó la emisión a la atmósfera de 755 mil toneladas de dióxido de carbono. (Prensa Latina)