Cuba hacia la recuperación sin ignorar lluvias de tormenta Laura

La Habana, 25 ago.- Cuba emprenderá hoy la recuperación de los daños registrados tras el paso de la tormenta tropical Laura, pero muy atenta al impacto de las lluvias que continúan en su región occidental.

 

Este lunes el fenómeno meteorológico salió del territorio por un punto ubicado entre los municipios de Viñales y La Palma, al norte de la provincia de Pinar del Río, luego de recorrer el sur del archipiélago desde su extremo oriental hasta Artemisa, por donde penetró cerca de las 20:00, hora local.

Sin embargo, el Instituto de Meteorología alertó de la continuidad de las precipitaciones en el municipio especial de Isla de la Juventud y las demarcaciones de occidentales.

De acuerdo con estimaciones preliminares, al menos mil viviendas sufrieron perjuicios como consecuencia del meteoro en las zonas central y oriental.

Cerca de 316 mil personas fueron evacuadas en el país, la mayoría en casas de familiares y vecinos, detalló el jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, Ramón Pardo.

Las afectaciones se concentran en viviendas, fundamentalmente en sus cubiertas; el tendido eléctrico, con más de 360 circuitos interrumpidos en todo el país; y en la agricultura, particularmente en plantaciones de plátano del oriente, precisó en una evaluación encabezada por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel.

Por su parte, el mandatario convocó a priorizar de manera inmediata la recuperación de los daños ocasionados por Laura, en especial, los derrumbes totales.

‘La filosofía es terminar con esas afectaciones para que no sigan contando y podamos sacarlas enseguida, como hicimos con el tornado de La Habana’, enfatizó en un encuentro del Órgano Económico-Social del Consejo de Defensa Nacional.

Díaz-Canel evaluó con gobernadores y ministros las afectaciones preliminares de la tormenta tropical desde las provincias de Mayabeque hasta Guantánamo, y los preparativos del occidente para el paso del fenómeno.

‘Hasta ahora no tenemos las afectaciones que esperábamos por la envergadura de lo que se planteaba, sobre todo con las intensas lluvias, también porque la tormenta se movió más al sur de lo que se había previsto’, reconoció. (Prensa Latina)