Cuba amplía la venta de calentadores solares de agua

La Habana, 20 dic.- Cuba amplió la venta de calentadores solares de agua, limitada hasta ahora al sector residencial capitalino, a toda la población habanera y hacia la provincia central de Cienfuegos, informó un medio local.

 

La distribución mayorista de esos equipos con capacidad para 90 litros mediante la empresa comercializadora Copextel S.A., anunciada a mediados de año para altos consumidores de electricidad del sector residencial, está en una primera etapa que incluirá luego al resto del país, según la Agencia Cubana de Noticias.

Unos siete mil calentadores están ya a disposición de los consumidores de La Habana, como parte de este programa dirigido a la independencia energética nacional y a reducir el consumo de combustibles fósiles mediante este tipo de tecnologías, añadió la fuente.

La División Territorial de Copextel de la provincia de Cienfuegos, por su parte, comenzó este jueves la venta de estos equipos de marca Rensol y fabricación cubana, que alcanzan hasta 50 grados Celsius, y tienen capacidad para 90 litros de agua.

El territorio cienfueguero posee todo el equipamiento necesario, junto a partes y piezas para apoyar la comercialización, y está en condiciones de asumir todas las solicitudes, aseguró la especialista. Entre las funciones de estos equipos, fabricados por la Empresa de Refrigeración y Calderas, sobresalen agua caliente sanitaria y su precalentamiento para la cocción de alimentos, lavado y fregado, explicó Erdey Cañate Tejas, director adjunto de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía.

Cada uno de lo calentadores cuesta unos tres mil dólares, pero se vende a la población a dos mil 945 pesos en moneda nacional, y están diseñados para ahorrar mensualmente 40 kilowatt hora, con temperaturas entre 60 y 70 grados Celsius durante la máxima radiación solar.

La instalación del equipo, cuya vida útil asciende a unos 15 años con los mantenimientos adecuados y está dotado de un sistema probado ya en instalaciones turísticas, requiere de un trabajo calificado al que pueden acceder los clientes.

Este modelo requiere de condiciones mínimas en la vivienda, como cubierta horizontal, y que el calentador solar quede instalado a un nivel por debajo del tanque de agua, según Mirta Martín Hernández, gerente comercial de Copextel en la región.

Los especialistas de Copextel informaron que para 2020, se prevé la producción de unos 12 mil calentadores para proseguir con los cambios de la matriz energética nacional y aliviar la demanda de energía eléctrica y gas de la población. (Prensa Latina)