Convalecientes de Covid-19 en Cuba contribuyen a salvar vidas

La Habana, 15 jun.- Más de 300 convalecientes de Covid-19 en Cuba apoyan la recuperación de pacientes hospitalizados con el virus activo, mediante la donación de su plasma hiperinmune.

 

Ese plasma, seguro a partir de la realización de pruebas virológicas, se emplea en aquellas personas que mantienen un PCR positivo durante varios días, además de algunos pacientes con sintomatología leve o en estado grave no ventilado, indica una información del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Precisa que muchos de esos convalecientes ya están inmunizados con el candidato vacunal antiCovid-19, Soberana Plus y realizan cuatro donaciones al mes, cada siete días, sin que eso afecte su hemoglobina.

La especialista en Hematología Delia Porto, quien se encuentra al frente del Programa Nacional de Sangre del Minsap, precisó que una parte de las donaciones se derivan a la industria para producir gamma hiperinmune anti-SARS-CoV-2, próxima a iniciar el proceso de ensayos clínicos en esta capital.

El habanero Leonardo Aleaga, de 44 años de edad, ha aportado en 17 ocasiones su plasma hiperinmune, convirtiéndose en el voluntario con el mayor récord de donaciones para esos fines en todo el país.

Se contagió de Covid-19 en junio de 2020 y estuvo ingresado 12 días en terapia intermedia; a un mes de su alta médica supo de la oportunidad para contribuir al tratamiento de otros enfermos y accedió a participar como voluntario en el programa.

‘Una enfermera fue a la casa y me explicó que mi cuerpo había desarrollado anticuerpos contra el SARS-CoV-2, y el plasma de mi sangre podía emplearse para la recuperación de los pacientes’, detalló.

Al inicio donaba cada 10 o 15 días, y luego lo hacía de manera mensual o cada cierto tiempo.

Asegura que se siente muy bien de salud y ese proceso no lo ha perjudicado; al contrario, le reconforta la idea de salvar vidas, expresó.

Datos del Minsap indican que durante el 2020 se realizaron en Cuba más de un millón de cirugías, 79 trasplantes y se transfundió a unos 250 mil pacientes, gracias a las 350 mil donaciones aproximadamente recibidas por el Programa Nacional de Sangre del Minsap.

Desde la llegada del virus a este país se trazaron estrategias para mantener las donaciones de sangre y plaquetas, a las cuales se incorporó el plasma de los convalecientes del SARS-CoV-2 utilizado como tratamiento alternativo para los pacientes enfermos, añadió la doctora Porto.

El 14 de junio se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre y en Cuba se desarrolla una jornada con motivo de la fecha que comenzó desde el 6 hasta hoy, para reconocer a quienes de manera voluntaria ofrecen ese líquido vital para salvar la vida de otros.

(Prensa Latina)