Constituyen en Cuba empresa mixta con capital extranjero Ron Vigía SA

La Habana, 31 jul.- Bajo el patrocinio del Grupo Azucarero cubano Azcuba se constituyó en esta capital la empresa mixta Ron Vígia S.A., la primera destinada a la producción y exportación de rones de la marca de marras.

 

La nueva asociación económica con capital extranjero fue rubricada entre Zerus S.A. tenedora de acciones de Azcuba y representada por Francisco René Lleó, e Islan Rum Brands SL., sociedad española administrada por Enrique Bernardo Arias, quien asumió la presidencia de la nueva compañía.

De acuerdo con las partes, la producción de Ron Vigía se centrará en la provincia de Ciego de Ávila, a unos 420 kilómetros al este de La Habana, cuya región tiene una gran tradición ronera.

La nueva expresa mixta 50-50 y con una validez de 30 años, asumirá así las existencias de ron base almacenado en más de siete mil barriles de roble blanco, lo que permitirá a Ron Vígía exportar sus marcas en todo el mundo.

Esta incluye productos como Black Tears, el primer licor seco con especias elaborado con ron cubano y en la actualidad disponible en más de 20 mercados, La Progresiva 13, un añejó seco lanzado el pasado año y, La Progresiva 500, una única edición limitada elaborada para celebrar los 500 años de La Habana.

Somos una empresa con pasión por el ron, a partir de la mixta Ron Vigía la ampliación e inversión en conjunto con el equipo experimentado de Azcuba nos ayudara a multiplicar nuestra oferta en el mundo, comento Arias, al tiempo que agradeció las gestiones de las partes y a las autoridades locales para la constitución de la nueva compañía.

Por otro lado, Lleó significó la importancia de acuerdo suscrito en medio de las dificultades generadas por la pandemia de la Covid-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos, que se extiende ya por más de medio siglo.

Ron Vigía toma su nombre de la residencia del afamado escritor y periodista estadounidense Ernest Hemingway (1899-1961) en San Francisco de Paula, La Habana, y como emblema su escudo personal.

Las cualidades de esta bebida son garantizadas por un estricto sistema de calidad y una producción limitada de unas cuatro mil 500 botellas numeradas al año.

Es considerada por expertos en la materia como un gran añejo con un sabor genuino de ron cubano, elaborado con mieles de caña de azúcar y añejado en roble blanco seleccionado, con un buqué y presencia únicos para los gustos más exigentes. (Prensa Latina)