Belarús denuncia las nuevas sanciones impuestas por EEUU

Minsk, 6 dic.- El nuevo paquete de sanciones de Estados Unidos contra Belarús es una violación flagrante del derecho internacional, aseguró hoy el portavoz del Ministerio de Exteriores belaruso, Anatoli Glaz.

Según el vocero de la cancillería, el pasado martes, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por su sigla en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó que Washington impuso sanciones a 13 personas y 20 entidades relacionadas con Rusia y Belarús.

«Por desgracia, las sanciones ya se convirtieron en una rutina, una especie de baile ritual para ellos y para sus adeptos y secuaces que huyeron de Belarús. Washington convirtió su diplomacia y sus relaciones con otros países en un conjunto de medidas de presión, extorsión y chantaje», dijo Glaz.

El diplomático señaló que «las sanciones unilaterales son métodos primitivos e ilegales de coerción, un intento de someter a otro Estado a su voluntad».

«Por lo tanto, cada llamado paquete de turno es una violación flagrante del derecho internacional por parte de Estados Unidos. Por supuesto, tarde o temprano tendrá que rendir cuentas, de una manera o de otra», agregó el portavoz.

Al mismo tiempo, Glaz subrayó que «la mayoría de los países del mundo, sobre todo aquellos que respetan a sus pueblos y se consideran soberanos, nunca aceptarán semejantes enfoques».

«Como muestra la práctica, las sanciones contra las empresas belarusas no son efectivas y, a veces, tienen un efecto contrario», advirtió el diplomático, agregando que no le sorprendería el crecimiento de las exportaciones de su país.

Según Glaz, los belarusos entienden perfectamente que el verdadero objetivo de las sanciones contra las entidades económicas consiste en empeorar el nivel de vida de la gente de a pie, así como las actividades de los colectivos laborales.

Para el portavoz, «cualquier intento de hablar con Bielorrusia desde la posición del dictado está condenado al fracaso».

Glaz denunció además las sanciones personales contra Dmitri Shevtsov, secretario general de la Cruz Roja belarusa.

«Ese hombre se dedica a actividades humanitarias, a la ayuda, aporta incluso a la protección de la salud de los niños de las zonas de conflicto. Así que el carácter deplorable de ese paso de Washington es completamente obvio», enfatizó.

El pasado 1ro de diciembre la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja comunicó que suspendía la membresía de la Cruz Roja de Belarús debido al incumplimiento del requisito de destituir a su secretario general. (Tomado de Prensa Latina)