Analizan desafíos de la ciencia en gestión de gobierno en Cuba

La Habana, 25 nov.- Los desafíos de la aplicación de la ciencia en la solución a problemas en el orden económico y social de Cuba, centró un debate entre expertos en la materia encabezado por el presidente de la nación, Miguel Díaz-Canel.

El encuentro sirvió para la rendición de cuentas de su gestión al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), en análisis que puso sobre la mesa los retos pendientes para la interrelación entre el sector del conocimiento y el productivo, así como con la administración pública y los territorios.

De acuerdo con el sitio de la Presidencia, el mandatario reconoció la presencia de los científicos en espacios donde se toman decisiones de importancia para el país, sin embargo, “todavía falta esa demanda de ciencia por parte del sistema empresarial”.

El jefe de Estado mencionó que el tema debe desarrollarse de igual manera a niveles de provincia, municipio y en las localidades, pues resultan imprescindible en ellos los elementos de planeación estratégica, para determinar las prioridades y las estructuras necesarias para la transformación.

El mandatario cuestionó el desconocimiento de lo normado para la implementación de la ciencia y la innovación, y también que un grupo de entidades no utilicen lo suficiente el potencial de científicos y expertos.

De igual forma, llamó la atención en el nuevo escenario existente en el país con la creación de micro, pequeñas y medianas empresas, muchas de ellas con una orientación hacia a la innovación, que debe ser aprovechada en su vínculo con el sector estatal.

En el encuentro la titular del Citma, Elba Rosa Pérez, hizo alusión a algunos de los resultados de su entidad, entre ellos la Tarea Vida, plan del Estado para el enfrentamiento al cambio climático que “constituye un ejemplo de la aplicación del método científico”.

Logros del ministerio constituyen también el radar meteorológico cubano; los estudios sobre peligros, vulnerabilidades y riesgos con vistas a la reducción de desastres; la tecnología para la esterilización de hisopos empleados en ensayos PCR; la rehabilitación de ecosistemas e ingeniería costera; la perspectiva local del desarrollo humano, entre otros.

En el encuentro trascendió el reclamo de atender la reserva científica y el talento, así como alinear a las universidades con las necesidades del país.

“El éxito estará en la capacidad que podamos tener de integración entre los diferentes organismos de la Administración Central del Estado, las universidades, las empresas, los centros de investigación”, expresó el presidente de la Academia de Ciencias de Cuba, doctor Luis Velázquez Pérez.

Estamos, dijo, ante un nuevo tiempo para la ciencia en Cuba, donde todos tenemos que poner una parte para poder llevar a la práctica las realidades que todos estamos soñando.

(Prensa Latina)