Aliento y compromiso del movimiento sindical de Cuba a trabajadores

La Habana, 1 may.- El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte, distinguió la labor de los trabajadores del sector de la salud en medio del enfrentamiento a la Covid-19, al celebrarse hoy el 1 de Mayo.

En mensaje a través de Prensa Latina, el también miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, destacó que, sin duda alguna, ‘están en la batalla principal, en la línea roja del peligro’ en el combate a la pandemia del SARS-CoV-2.

Esos hombres y mujeres de batas blancas tienen el compromiso extraordinario y manifiesto de destacar ese carácter humanista de la medicina cubana, afirmó.

Guilarte mencionó las muchas historias de vida de familias, médicos, enfermeras que prefirieron poner, en primer lugar, su compromiso de salvar vidas humanas, de estar aislados en salas de terapia intensiva y centros de aislamientos.

Interrogado sobre los miles de trabajadores de la producción y los servicios que no han cesado su labor en medio de la actual situación, el dirigente sindical trasladó la convicción de que también están en ‘un frente estratégico y decisorio de combate’.

Estoy seguro que será tan estratégico superar la pandemia como tener la capacidad de mantener con dinamismo nuestra economía, subrayó.

Valoró que todos esos trabajadores laboran en el aseguramiento de aquellos programas que tienen un impacto directo en la oferta a la población y en la satisfacción de las necesidades más elementales.

En ese sentido, puso como ejemplo el tema de los alimentos ‘al ser Cuba un país que tiene alta dependencia de las importaciones’.

Se refirió al escenario de incertidumbre existente hoy ante la realidad de ese ‘mundo brutal’ para adquirir alimentos, por lo cual tenemos que producirlos en el país, las viandas, hortalizas y proteínas, que serán las primeras fortalezas con las cuales podamos contar.

Todo lo que tiene que ver con la producción alimentaria, y sobre todo, derive hacia una mayor optimización y eficiencia sus producciones agregadas en la industria, constituye un elemento decisorio, remarcó.

Ejemplificó con la zafra azucarera, que introduce muchas materias primas para otras industrias, y genera encadenamientos productivos: ‘si hay alcoholes, habrá rones, si hay mieles se generarán alimentos y también generación de energía eléctrica’, estimó.

Tenemos que trabajar, expresó, junto a los sectores que transversalizan el desempeño de la economía cubana, el transporte, los puertos con la cadena ‘puerto, transporte economía interna’ y elevar su eficiencia porque ‘asegura los productos de insumo y materias primas del puerto hacia la economía’.

También están los trabajadores de los servicios que mantienen la higienización en los barrios y bateyes, los del orden interior y otros muchos, añadió.

Los no estatales que ‘siguen prestando servicios con la oferta de alimentos para llevar para las casas, lo cual alivia a la familia cubana’, acotó.

‘Desde la actividad productiva y los servicios, seguimos manteniendo para defender ese segundo escalón que se convertirá en el primero para garantizar la sustentabilidad y dinamización de la economía’, expresó el secretario general de la CTC al reconocer las múltiples iniciativas.

Esto último, dijo, fuente de desarrollo, para también garantizar desde la oferta y satisfacer las necesidades de la población.

A esos trabajadores nuestro reconocimiento y felicitación y la convocatoria a poner la eficiencia y el ahorro como las dos variables que definen las potencialidades que tenemos en la economía cubana, subrayó.