Alertan sobre interferencias en telecomunicaciones provocadas por amplificadores de señal 4G

La Habana, 6 feb.- El empleo de los equipos conocidos como “amplificadores de cobertura”, “amplificadores de señal 4G” o “repetidores de redes móviles” provocan problemas en las telecomunicaciones.

Caídas, bloqueos e interferencias de las llamadas están entre las principales situaciones ocasionadas por estos dispositivos, según alertó en su web el Ministerio de las Comunicaciones de Cuba (MINCOM), que también  puntualiza que la utilización de estos equipos es ilegal en Cuba, por lo que están fuera de las redes de comercialización. Tampoco tienen sistema de homologación, añade la nota institucional.

En el país existe una amplia relación de equipos homologados con certificado de Homologación vigente con gran variedad de marcas y modelos, autorizados por el MINCOM para su importación y cuyo listado puede ser consultado en la web del organismo.

Todas estas normas obedecen a la necesidad de ordenar el espacio radioeléctrico, que constituye un recurso limitado, inalienable, e imprescindible para el desarrollo de los modernos sistemas de radiocomunicaciones que integran las redes de telecomunicaciones nacionales e internacionales del país.

En 2021, Cuba actualizó su marco jurídico en materia de telecomunicaciones con la promulgación e implementación en el país del Decreto-Ley No. 35 de las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y del Uso del Espectro Radioeléctrico.

El Decreto 42 Reglamento General de Telecomunicaciones y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y el Decreto 43 Reglamento sobre el Uso del Espectro Radioeléctrico, forman parte de ese instrumento jurídico y ambos se encuentran en vigor como normas complementarias, que con marcado rigor técnico establecen los aspectos regulatorios en los ámbitos que administra, según informamos en 2021.

El MINCOM ejerce las funciones de control y fiscalización del uso del espectro radioeléctrico en el país, a través de la monitorización, la comprobación técnica de las emisiones radioeléctricas y la inspección en el terreno a las estaciones, equipos, dispositivos, aparatos e instalaciones radioeléctricas, o por cualquier otra. (Texto y foto: Granma)