ALBA-TCP por una economía productiva complementaria

Caracas, 19 feb.- El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, exhortó hoy a los países miembros a construir una economía productiva complementaria.

Durante una reunión especial de altas autoridades del sector de la agricultura, desarrollada por videoconferencia, Llorenti indicó que el impacto económico de la pandemia de Covid-19 obliga a las naciones del bloque a impulsar acciones mancomunadas para paliar la situación.

Subrayó la importancia del intercambio de experiencias exitosas y de aprendizaje alrededor de temas de la agricultura familiar, así como técnicas y tecnologías de bajos costos para alcanzar mejores rendimientos productivos.

En tal sentido, insistió en el intercambio de saberes sobre la agroindustria, el desarrollo y mantenimiento de sistemas de cadenas sostenibles para la pesca, comercio de productos agrícolas y apoyo técnico, entre otros aspectos dirigidos a fortalecer la soberanía económica regional.

El ministro de Agricultura Productiva y Tierras de Venezuela, Wilmar Castro, manifestó la necesidad de crear metodologías que permitan mejorar temas relacionados con el transporte fluvial, marítimo y aéreo, para facilitar el intercambio de insumos entre los países del ALBA-TCP.

Asimismo, expuso las acciones en materia alimentaria ejecutadas por el Gobierno venezolano para enfrentar la crisis sanitaria global y el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos contra el país sudamericano, reseñó la Cancillería en nota de prensa.

El titular puso a disposición de los países del ALBA-TCP las experiencias exitosas de Venezuela, además de dos millones de hectáreas de tierras para desarrollar las áreas pecuaria y vegetal, con el fin de consolidar alianzas para la producción de alimentos.

Por su parte, el presidente del Banco del Alba, Raúl Li Causi, informó sobre la implementación, en coalición con entes ejecutores locales, de un producto financiero en forma de línea rotativa para el apoyo a los pequeños productores, a cambio de pago con artículos agrícolas.

A partir de recursos propios y de terceros, la institución bancaria ha financiado proyectos por más de 400 millones de dólares, con el sector agrícola entre los más beneficiados, sólo superado por las áreas del transporte, infraestructura y educación.

La reunión especial del ALBA-TCP centró su agenda en el diseño de estrategias conjuntas para garantizar la alimentación y las capacidades productivas de los pueblos del bloque regional. (PL)