Diputados analizan proyecto de Código de Vialidad y Tránsito

Santiago de Cuba, 25 nov .- Diputados al Parlamento cubano de las provincias Santiago de Cuba y Guantánamo iniciaron en el país el proceso de discusiones del Proyecto de perfeccionamiento del Código de Vialidad y Tránsito.
  
Perfeccionar el marco regulatorio para disminuir la accidentalidad en la vía y sus trágicas secuelas y sustentar el desarrollo en materia de seguridad vial es el objetivo del proyecto debatido con la presencia de Jaime Crombet, vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
  
La necesidad de regular hasta el mínimo el consumo de alcohol en los conductores y las normas de seguridad a cumplir por los choferes y peatones primaron en los criterios durante el debate.    
  
Eduardo Rodríguez, viceministro de Transporte, destacó que con el perfeccionamiento de la Ley se pretende disminuir los accidentes de tránsito, primera causa de muerte en la población joven del país.
  
Apuntó que en Cuba se reglamenta la vialidad desde la aprobación del Código en el año 1987, que con una ligera modificación en 2002 ha contribuido a disminuir la accidentalidad, pero persisten factores de riesgo relacionados con los vehículos, la situación de las vías y los seres humanos.
  
En este sentido el proyecto de Ley establece mecanismos coercitivos más severos, una fortaleza según el teniente coronel Dionisio Góngora, jefe de Tránsito en Santiago de Cuba, pues delimita mejor las responsabilidades de los choferes y peatones y permite tomar medidas más justas.
  
Formar a los conductores y la conciencia social y mantener en óptimas condiciones el estado de las redes y los vehículos, es parte de la estrategia que pretende sustentar el desarrollo económico y social cubano desde el sector del transporte.
  
La educación vial se potencia en este proyecto que por primera vez dedica un capítulo al tema, pues a través de la enseñanza de las normas y regulaciones del tránsito en las instituciones del Ministerio de Educación se garantizan actitudes más responsables en el futuro.
 
La teniente coronel Teresa Albentosa, asesora jurídica de la Dirección de Tránsito, recordó que desde el propio triunfo de la Revolución el sistema cubano de educación imparte elementos sobre la seguridad vial sin respaldo legal, y su introducción en la Ley fortalece el trabajo en ese sentido.
  
Albentosa  insistió además en que el empleo de los medios técnicos para enfrentar las indisciplinas en la vía es un acierto por cuanto hará el trabajo más eficaz.(AIN)