Raúl Castro encabezó sepelio de madre de antiterrorista cubano

Raúl Castro encabezó sepelio de madre de antiterrorista cubano La Habana, 3 nov.- El presidente de Cuba, Raúl Castro, encabezó hoy el sepelio de Carmen Nordelo Tejera, madre de Gerardo Hernández, uno de los Cinco antiterroristas presos en Estados Unidos.

Sobre el féretro se depositaron ofrendas florales de Raúl Castro, del líder de la Revolución Fidel Castro, Gerardo y su esposa Adriana Pérez y del pueblo de Cuba.

El mandatario aseveró que este momento es muy duro, muy difícil para Gerado, porque las madres son pasión y no razón.

Refirió que los Cinco son la expresión de los mejores valores de la juventud cubana. 

Al concluir la inhumación en la Necrópolis de Colón, el presidente cubano ofreció por teléfono sus condolencias a Adriana, quien cumple un intenso programa de trabajo por países europeos junto a Olga Salanueva, cónyuge del también luchador René González.

"Te mandamos un fuerte abrazo en representación del pueblo de Cuba, sabemos que eres firme y te sabrás mantener así. Un saludo de Fidel", expresó el primer mandatario.

Carmen Nordelo Tejera falleció la víspera a la edad de 76 años, tras una larga enfermedad, según una nota leída en el noticiero estelar de la televisión cubana.

La progenitora de Gerardo Hernández nació el 15 de febrero de 1933 en Islas Canarias y a los 17 años emigró a La Habana por razones económicas.

Como ama de casa, indicó el texto, apoyó desde ese frente las actividades revolucionarias del esposo y veló por el desarrollo intelectual y social de sus tres hijos.

Participó de forma destacada en la batalla del pueblo cubano por la verdad y justicia para los Cinco, como son conocidos en las campañas internacionales por su liberación.

Gerardo, Fernando González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y René González fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998 cuando monitoreaban acciones terroristas desde la Florida contra Cuba.

Pruebas judiciales y testimonios de altos jefes militares norteamericanos sostienen que los Cinco nunca atentaron contra la seguridad de ese país.

Pese a su inocencia, los antiterroristas purgan condenas que van desde 15 años de privación de libertad hasta doble cadena perpetua. (PL)