Fidel y Raúl abanderados en la preservación del patrimonio

Fidel y Raúl abanderados en la preservación del patrimonioLa Habana, 2 ago.- Diputados cubanos destacaron la permanente preocupación de Fidel y Raúl en la preservación del patrimonio de la nación como legado para las presentes y futuras generaciones, al aprobar en esta jornada la Ley del sistema nacional de museos de la República de Cuba.

Ante la presencia del Presidente cubano y de los diputados reunidos en el Palacio de las Convenciones, el doctor Eusebio Leal, director de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, significó que ha sido una preocupación de la alta dirección histórica del país el cuidado del espacio patrimonial de la nación.
   
Significó que ante peticiones de venta de algún bien patrimonial de la Isla en alguna ocasión, tiene documentos firmados por la propia mano del Comandante en Jefe Fidel Castro de que no se venda a ningún precio ese objeto, pues hay cosas que no tienen precio.
   
También destacó cómo el Presidente cubano Raúl Castro, con firmeza y claridad, señaló la necesidad de conciliar patrimonio y desarrollo, al analizar el caso del Parque Nacional Alejandro de Humboldt.
   
Puntualizó que Cuba ostenta por el trabajo de la obra de la Revolución numerosos sitios del Patrimonio Mundial, entre los que mencionó los parques nacionales Desembarco del Granma y Alejandro de Humboldt, el Morro de Santiago de Cuba, los Cafetales de Guantánamo, el Valle de los Ingenios en Trinidad, la ciudad de Cienfuegos y la ciudad de La Habana y su sistema de fortificaciones, entre otros.
   
Explicó que fue una preocupación de los padres de la nación el patrimonio del país.
   
Puso el ejemplo del primer presidente Carlos Manuel de Céspedes, quien decidió  proteger la bandera de la independencia y enviarla a lugar seguro para salvar para las generaciones futuras el lábaro con que había proclamado la independencia y el acto supremo de abolición de la esclavitud el 10 de octubre de 1968.
   
Abel Prieto Jiménez, ministro de Cultura, destacó que la nueva Ley culmina un largo y fecundo proceso en el cual participó la mayoría de los trabajadores de los museos y de patrimonio cultural del país.
   
Puntualizó que han sido muy activas en este análisis las instituciones con museos bajo su responsabilidad, en particular el Ministerio de las Fuerzas Armadas.
   
Se refirió a la función educativa de esas instalaciones y el papel que pueden tener para que niños y jóvenes se acerquen de una manera atractiva y novedosa al itinerario como nación de la Isla, a sus tradiciones locales y nacionales, a su identidad.
   
El Ministro de Cultura dijo que ese énfasis tiene que ver con los retos de la sociedad y la nación frente a ese gran proyecto de absorción colonial, de inducción a la desmemoria y la amnesia colectiva, de anulación de las identidades a que está sometido actualmente el mundo.
   
Señaló que estas instituciones articuladas en un sistema pueden representar un instrumento importantísimo de trabajo frente a esa gran amenaza, en tanto contribuye a esa institucionalidad superior a la que el presidente cubano Raúl Castro Ruz convoca.
   
Por su parte, el diputado Armando Hart, director de la Oficina del Programa Martiano, tras respaldar la legislación propuso celebrar en el 2010 el aniversario 70 de la Carta Magna de 1940, que calificó de una gran constitución.
   
También intervinieron sobre la relevancia de esta nueva norma jurídica los diputados, el artista de la plástica Alexis Leyva (Kcho), y el intelectual Miguel Barnet, quienes significaron que es una responsabilidad para todos los tiempos y el futuro cuidar celosamente  el patrimonio histórico-cultural nacional.      
   
Leonardo Cabezas Rodríguez, presidente de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, leyó el correspondiente dictamen, elaborado por ese grupo juntamente con la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos.
   
Ricardo Alarcón, Presidente del Parlamento, subrayó que esta es la quinta versión del texto, que recorrió un largo camino hasta llegar hasta aquí en los 316 museos del país y en los centros provinciales de patrimonio, funcionarios y especialistas de esta esfera.
   
Explicó que en esos encuentros se hicieron numerosas modificaciones a un proyecto que se mejorando.
   
Nos esforzamos, agregó, por incorporar a muchos a nuestras discusiones y afirmó que los proyectos sometidos a la aprobación final de la Asamblea son fruto  de un largo proceso y con una participación real de la sociedad. (AIN)