Patricia Rodas pide a Washington medidas más enérgicas contra golpistas

 Caracas, 31 de julio.— La canciller de Honduras, Patricia Rodas, dijo que las conversaciones del presidente Manuel Zelaya con una delegación de Estados Unidos carecieron de nuevas propuestas y pidió a Washington medidas más enérgicas contra los golpistas.

Declaró Rodas que si el gobierno norteamericano quiere sinceramente la restitución de Zelaya debe aplicar sanciones a los responsables de la asonada y a los autores intelectuales que mantienen en el poder al régimen de Roberto Micheletti.

No basta con la suspensión de visas diplomáticas. Si hay tibieza en la respuesta de Estados Unidos a los golpistas, obviamente estos sentirán que hay un respaldo tácito a sus acciones, dijo Rodas a la cadena multinacional Telesur.

La canciller participó en las conversaciones celebradas la víspera en Managua entre Zelaya y una delegación encabezada por el embajador estadounidense acreditado en Tegucigalpa, Hugo Llorens.

DESCUENTO A QUIENES PROTESTEN

TEGUCIGALPA, 31 de julio.— El régimen de facto en Honduras incrementó las medidas represivas al anunciar hoy descuentos salariales para los trabajadores que participen en las marchas contra el golpe de Estado.

La junta que usurpó el poder el 28 de junio desplegó inspectores en escuelas, institutos y otros centros laborales a fin de verificar que se cumpla con la reducción del sueldo a los manifestantes.

El objetivo de la medida es tratar de contener las marchas, tomas de carreteras y otras demostraciones pacíficas del pueblo en contra de los golpistas y en demanda del retorno a la institucionalidad.

De igual forma, la represión militar en Honduras a los manifestantes y núcleos de la resistencia nacional contra el golpe de Estado aumenta su ferocidad porque crece la oposición al gobierno de facto, denuncia hoy el diario Tiempo.

Representantes del régimen encabezado por Micheletti aseguran que el país vive en la normalidad, pero los sucesos dicen lo contrario, "con un saldo doloroso de personas heridas, vejadas y golpeadas, algunas de consideración y hasta de muerte", señala.

Por su parte, la primera dama de Honduras, Xiomara Castro de Zelaya, exigió a los golpistas poner fin al toque de queda, los retenes militares y la represión al pueblo, en multitudinaria manifestación realizada en Tegucigalpa.

Al dirigirse a los miles de compatriotas participantes en el acto de protesta, la esposa del presidente constitucional aseguró que los golpistas se equivocaron porque creyeron que cuanto más reprimieran, golpearan y dispararan, el pueblo iba a atemorizarse, a esconderse.

CANADÁ BRINDA AYUDA MILITAR

OTTAWA, 31 de julio.— Canadá continúa suministrando ayuda militar al ejército de Honduras, a pesar de la asonada golpista que sumió a ese país centroamericano en el caos, advierte hoy el diario Toronto Star.

De acuerdo con el rotativo, semejante postura del Gobierno conservador de Stephen Harper genera críticas por no seguir a la comunidad internacional en el rechazo al régimen de facto encabezado por Roberto Micheletti.

Aunque condenó el golpe de Estado, Ottawa decidió mantener su colaboración con las tropas hondureñas.

Al respecto, el activista de la agrupación Rights Action Grahame Russell calificó de doble cara el papel mostrado por el gobierno canadiense.

En público critican al régimen de facto, pero por detrás le dicen: No se preocupen, seguiremos apoyándolos económica y militarmente, afirmó.

(Tomado de Granma)