Nuevo reporte de murciélago Chilonatalus micropus en Cuba

Cárdenas, Matanzas, 6 jul .- Especialistas del proyecto Estudio de los quirópteros en el norte de la provincia de Matanzas, reportan el hallazgo en la periferia de esta urbe, de una localidad de murciélagos Chilonatalus micropus, hasta la fecha solo encontrado en el territorio en estado fósil.

Joel Monzón, especialista en bioespeleología y principal responsable del proyecto, explicó que próxima a la comunidad de Cantel, en la espelunca Los Majaes, se localiza una población de aproximadamente 10 mil especímenes en un entorno con características favorables para su desarrollo.

Según Monzón, conocer la existencia en el territorio de una localidad del mamífero conocido como murciélago chico oreja de embudo, renueva las concepciones sobre su distribución geográfica en Cuba, referenciadas en textos de los doctores en ciencias Gilberto Silva Taboada y Carlos Mancina.

Desde el siete de mayo último, un equipo de investigadores entre los que se incluyen Humberto Fernández y Alberto Clark, realiza un análisis espacial de la cavidad cársica, y monitorea la población que comparte la cueva con la especie de quiróptero Phyllonycteris poeyi.

Al ser un conjunto numeroso, bien establecido a partir de las propicias condiciones del hábitat, se infiere que es un grupo saludable, y se requiere proponer acciones de conservación para lograr la estabilidad ecológica en Los Majaes como ecosistema, declaró Fernández.

Los Chilonatalus micropus se caracterizan por tener un peso corporal que oscila entre los dos y cuatro gramos, la coloración del pelaje varía desde rojiza hasta amarillenta, y en los machos es frecuente observar una protuberancia carnosa entre el nacimiento interno de las orejas.

Según la literatura especializada, se reportan también poblaciones vivientes de murciélago chico oreja de embudo en las provincias de Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque, Villa Clara, Camagüey, Santiago de Cuba, Guantánamo, y en el municipio especial Isla de la Juventud. (AIN)