Rehabilitan áreas con vistas a próxima cosecha cafetalera

Santiago de Cuba, 25 jun. -Con la renovación y fomento de nuevas áreas en la provincia de Santiago de Cuba finalizan los preparativos de la cosecha de café 2014-2015, cuyos primeros granos comenzarán a recogerse el venidero mes de julio.

Autoridades del Ministerio de la Agricultura en el territorio sostienen que, de acuerdo a la recuperación del cultivo en los ocho macizos cafetaleros, superarán el casi millón y medio de latas acopiadas en la pasada campaña y reafirmarán la condición de mayores productores del grano en Cuba.
   
En los primeros días de julio declararán listas las 74 despulpadoras beneficiadoras del cerezo y los insumos agrícolas, mientras valoran precios más atractivos para los campesinos y productores con quienes terminan las contrataciones.
   
Para igual fecha deberán estar habitables 86 campamentos, los cuales desde septiembre en cinco etapas del Plan la Escuela al Campo recibirán a 15 mil estudiantes, para la recolección de más del 30 por ciento del café estimado en esta campaña.
   
Aunque los primeros granos no necesitan fuerza adicional, se emplantillan hombres y mujeres con vistas a los altos picos de maduración en septiembre-octubre, si el clima se comporta favorablemente.
   
La atención a los cultivos es una labor fundamental en la empresa cafetalera del  municipio de Tercer Frente para asegurar calidad, cantidad, óptimo rendimiento y disminuir las plagas y enfermedades que afectan las plantas.
   
Edilberto Rosales, director de la entidad de montaña, se refirió a la organizacion de los recolectores, reparación de 19 despulpadoras (una  ecológica), amplíación de secaderos, y habilitación de campamentos para los recogedores de las zonas de difícil acceso El Laurel, Las Bocas, Matías y La Tabla.  
   
En fincas estatales y del sector campesino acometen labores de limpieza, fertilización, poda y saneamiento, cuando no se detiene el programa de rehabilitación con la siembra de unas tres mil nuevas hectáreas.
   
Al propio tiempo en la provincia no se descuida la batalla contra la broca, a pesar del deteriorado estado de los caminos de montaña y preocupaciones de los productores por la calidad de los insumos de trabajo y sus altos precios.(AIN)