Benancio, el hombre-orquesta cubano

Benancio, el hombre-orquesta cubano
Benancio “Pepe” Labrada es un singular campesino que viaja de pueblo en pueblo para alegrar a la gente con su espectáculo de doce instrumentos musicales.

Recuerda al “hombre orquesta”, protagonista de aquella comedia francesa con Louis de Funes; y de hecho así le han dado en llamar, al presentarlo en cada una de sus actuaciones. Todas, dice, sin cobrar un medio.

Invitado a este Cubadisco, Pepe toca seis instrumentos con el pie, cinco con las manos y uno con la boca. Su territorio genérico es ecléctico; tensa un arco que va de la cumbia al merengue, pasando por ritmos tradicionales cubanos.

Dada su peculiaridad, el “hombre orquesta” concita la atención del público. El músico aficionado de 53 años radica en las montañas de Cienfuegos. Labriego de la CCS Os­car Salas, de San Blas, este hombre que tiene tres hijos, cuenta con un sitio en Loma de Ventana, en el cual cultiva ahora cebolla, col y tomate.

“Lo de la música lo hago porque la amo, es maravilloso ver la receptividad de las personas. Pienso in­corporar otros dos instrumentos (él los construye con materiales reciclables), para poder aumentar mis capacidades sonoras en el escenario”, afirma.

Autor: Julio Martínez Molina/ Tomado de Granma