Camagüey recupera su potencial ganadero

Camagüey recupera su potencial ganaderoEn la década del 70 del pasado siglo, múltiples zonas de la provincia de Camagüey comenzaron a poblarse de novedosas vaquerías, las que edificadas mediante una sólida estructura de hormigón, amplias naves de sombra para los animales, sala de ordeño mecánico y otras muchas condiciones, perfilaban la Cuenca Lechera del tradicional territorio ganadero.

Inaugurada por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, la Cinco-Quince fue la primera de estas unidades, ubicada en el Primer Anillo que une la carretera Central vía Oriente con la del municipio Santa Cruz del Sur.

Hoy, esta vaquería recupera sus condiciones, muestra fehaciente del empeño por impulsar la ganadería camagüeyana, a partir del aprovechamiento de su potencial productivo y de las mejoras que posibilitan la ciencia y la técnica.

Detrás de este noble propósito reside la entrega de sus trabajadores, quienes de conjunto con el administrador Edilberto Guerra Tan, obreros de la Empresa Agropecuaria Jimaguayú, y de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Ignacio Agramonte, se dieron a la tarea de eliminar el marabú que afectaba las áreas de pasto.

Camagüey recupera su potencial ganaderoDe esta labor mancomunada emergió la restauración de las naves de sobra, la limpieza del pozo, la recuperación de tuberías para trasladar el agua, así como la reparación de viviendas de los ordeñadores y vaqueros.

Además, acometieron la siembra de pastos y forrajes, a partir de un banco de semillas que hoy les propicia variedades de kingrass y caña, idóneas para los suelos.

Como parte del desarrollo ganadero agramontino, la Vaquería Cinco-Quince cuenta con una nueva sala de ordeño mecánico y con un tanque de enfriamiento de la leche, entre otros adelantos técnicos como un sistema de climatización y música indirecta, que ha demostrado influencia positiva en el aporte productivo de las vacas a la hora del ordeño.

Camagüey recupera su potencial ganaderoEn dos años, expuso Guerra Tan, ellos pagarán con la leche producida, la inversión allí ejecutada, que hoy sobrepasa los 600 mil pesos.

Ante tan efectiva tecnología se requiere garantía, de allí que también se instalaron en la unidad paneles solares para abastecer las cercas eléctricas y el resto de los equipos que poseen, en lo cual genera un considerable ahorro energético.

El movimiento de recuperación de vaquerías en Camagüey anda por buenos pasos, este año muchas quedarán como nuevas, pues sólo en el municipio de Jimaguayú –que define en la producción de leche en la provincia- de unas cuatrocientas, cerca de la mitad serán reparadas, cifra que se multiplica para beneficio del sector en el territorio agramontino. (Raysa Mestril Gutiérrez/ Radio Cadena Agramonte. Fotos: cortesía de la autora)